La placenta crece durante el embarazo pues sirve al bebé para nutrirse y filtrar los desechos que produce, y como todo lo involucrado con la gestación va madurando conforme los meses pasan. En base a esto podemos decir que la maduración es algo normal, pero a qué se le llama entonces envejecimiento de la placenta y por qué debemos cuidarnos al respecto.

Envejecimiento de la placenta

Cuando estamos frente a un envejecimiento de la placenta que es prematuro y que no evoluciona junto con el bebé se puede llegar a un estado donde la placenta ya no ayude a que el bebé se nutra porque se ha calcificado, y es ahí cuando se torna peligroso pues sin nutrientes y oxígeno el chico no podrá desarrollarse adecuadamente.

Aunque en realidad, los problemas que desencadenan este envejecimiento no son del todo comunes en un embarazo, ya que se ve un envejecimiento de la placenta cuando la mamá fuma, cosa que por supuesto ninguna madre responsable hará. Aunque problemas de diabetes e hipertensión también pueden producir la calcificación que se conoce como envejecimiento de la placenta.

Cómo prevenir el envejecimiento de la placenta

Lo primero por hacer es estar en comunicación con nuestro doctor todo el tiempo para evitar que cualquier anomalía en la placenta se presente con el problema ya muy avanzado. Además es bueno también que hagamos los ultrasonidos periódicos recomendados porque así el médico podrá identificar cualquier calcificación que se forme.

Dejar de fumar en cuanto se sabe que se está embarazada es necesario no solo para prevenir el envejecimiento de la placenta, sino para evitar los muchos problemas que surgen cuando las madres fuman durante la gestación.

Y por supuesto, tener especial cuidado de la glucosa presente en la sangre y los niveles de presión si se padece de diabetes o hipertensión es una medida que no podemos tomar a la ligera. Mantenerse además libre de estrés y de presiones ayudan a mantener los niveles de azúcar y presión en la sangre estables para la madre.

Además debemos llevar un minucioso cuidado del calendario del bebé, ya que el envejecimiento de la placenta se puede presentar cuando el tiempo de gestación se retrasa de forma inusual.