La pizza no se encuentra bien posicionada entre la lista de alimentos saludables, al contrario, por su alto contenido de sal, por la combinación de queso y harina, así como por las calorías que contiene es uno de los alimentos que se considera dentro de los que más engorda. Pero, la pizza es deliciosa y todos la amamos, siendo uno de nuestros platos preferidos y que no puede faltar como mínimo una vez a la semana en nuestras recetas. Por ello buscar opciones para hacerla más saludable es la solución que terminará con ese remordimiento tras comer una enorme porción de pizza.

Esta receta además es libre de gluten por lo que los intolerantes y los niños celiacos podrán disfrutar de una enorme rebanada de pizza sin problemas. Y la ausencia de ingredientes de origen animal hacen que pueda ser perfecta para aquellos que siguen una dieta vegetariana o quienes siguen la filosofía vegana.

Ingredientes

  • Una coliflor mediana
  • 2 huevos (o sustituto de huevo para dietas veganas)
  • 3 cucharadas de nutritional yeast o levadura inactiva (opcional para  mayor sabor)
  • 1 cucharada de sal
  • ½ cucharada de orégano
  • ½ cucharada de paprika
  • ½ cucharada de aceite de oliva
  • Un poco de pimienta

Instrucciones para su elaboración

Separamos la parte floreada de la coliflor de los tallos y la procesamos hasta obtener una harina fina de coliflor. Si produce exceso de agua se puede colar. No se usan los tallos porque esto le da una consistencia fibrosa que no queremos en la base de nuestra pizza.

Posteriormente se agregan todos los ingredientes y se vuelven a procesar a fin de obtener una “masa” para nuestra pizza que deberemos formar circular en una base para pizza de unas 14 pulgadas. Dependiendo de tu gusto forma una costra gruesa o más delgada, pero te recomendamos no hacerla muy delgada o la pizza se romperá.

Posteriormente lleva al horno tu base y hornéala por lo menos unos 20 a 25 minutos, sin que quede muy dorada porque precisará de una segunda horneada para cocinar los ingredientes de la pizza.

Una vez que la base haya salido del horno, realiza la pizza como más te guste, con una capa de puré de tomate, vegetales y hierbas aromáticas, así como queso mozzarella o vegano. Una rica opción light es salsa tipo pesto, hojas de albahaca, tomate seco o fresco (sin agua) y queso crema o tofu.

Pizza vegana o vegetariana

Ya sea que nuestra dieta sea totalmente libre de alimentos que provienen de origen animal o que comamos huevos y leche, así como carne, esta pizza es deliciosa con queso mozzarella, queso vegano o simplemente con una sustanciosa salsa de tomate fresco. Anímate a reducir calorías y a eliminar harinas para hacer de la pizza un alimento saludable que podrás comer regularmente.