Ingredientes

Para el brownie:

  • 450 gr. Mantequilla derretida
  • 450 gr. de chispas de chocolate semiamargo
  • 170 gr. de chocolate amargo
  • 6 huevos
  • 3 c. cocoa en polvo
  • 2 c. extracto de vainilla
  • 2 t. Azúcar moscabado
  • 1 t. Harina blanca
  • 1 c. polvo hornear o royal
  • ½ c. sal

Para hacer la pizza:

  • 1 taza de nutella
  • Fresas cortadas en mitades
  • Nueces picadas
  • Una barra de chocolate blanco

Instrucciones

Precalentamos el horno a 180º centígrados.

Primeramente hacemos el brownie como acostumbramos, derritiendo la mantequilla en el microondas y derritiendo en ese mismo calor las chispas de chocolate. Agregaremos a continuación los huevos y el azúcar, para mezclar hasta que se integren por completo. Añadimos el resto de los ingredientes hasta obtener una masa densa, con un color a chocolate intenso.

En un molde para pizza de unas 14 pulgadas esparcimos la mezcla para brownies en una capa delgada. Horneamos por 15 minutos o hasta que el brownie se vea un poco seco en la superficie. En el caso de brownies la prueba de meter el palillo y que este salga limpio no sirve porque el contenido de chocolate hace imposible que el palillo salga limpio a no ser que sobre cocinemos el brownie, mismo que quedará seco si hacemos eso.

Para armar la pizza es sencillo. Esparcimos la nutella sobre el brownie una vez que esté frío, como si la nutella se tratara de la sala para pizza. Colocamos las fresas dando preferencia al lado del corte porque tendrá una forma natural de corazón que querremos para San Valentín. Esparcimos las nueces generosamente para finalizar con el chocolate blanco el que laminaremos con la ayuda de un pela papas para lograr laminas o virutas delgadas de chocolate.

Para servir el día del amor, partimos la pizza en rebanadas con un cortador redondo cual si fuera una pizza regular de queso y servimos si así lo queremos acompañado de abundante helado o una crema de frutos rojos cada rebanada.