En ocasiones es fácil confundir al comprador con términos como Premium, Super Premium o Premium plus. En muchos casos se trata tan solo de versiones comerciales del nombre, es decir, un pienso Premium Plus de una marca en concreto no tiene por qué ser mejor que otro calificado como simplemente Premium en otra marca.

Premium y Super Premium

Realmente, no está clara la diferencia que existe entre piensos Premium o Super Premium, aunque en este caso parece ser que no es una simple distinción comercial. Tras consultar en varias páginas de fabricantes, la conclusión que se saca es que lo habitual es que un pienso Super Premium tenga al menos sus tres primeros ingredientes cárnicos, mientras que un Premium sin más, tenga tan solo dos.

Los ingredientes deben indicarse por porcentaje, es decir, el primero en la lista debe de ser el que se encuentre en un mayor porcentaje y así sucesivamente. Por eso, cuántos más ingredientes cárnicos tenga un pienso y menos cereales entre sus primeros ingredientes, mayor será su calidad.

¿Qué más debemos de mirar en el pienso?

Otro aspecto por el que debemos de evaluar un pienso es por su porcentaje de proteínas. Las proteínas proceden de carnes y pescados, por tanto, a más proteínas mayor cantidad de carne. 

Pero ¿qué tipo de carne puede llevar un pienso y cuál es la mejor?

  • Harinas de carne: el peor tipo de carne, ya que aquí pueden ir restos de todo tipo.
  • Carne deshidratada: normalmente la de mayor calidad, sobre todo si indica que es apta para el consumo humano. Esta carne deshidratada puede pesar muy poco y por tanto ser un porcentaje menor que otros ingredientes y, sin embargo, tener una mayor calidad el pienso.
  •  Carne concentrada: es muy poco habitual en los piensos que se comercializan en nuestro país.

Tampoco son iguales todos los cereales. Mientras que el trigo es un alimento muy desaconsejado, el arroz es saludable y no hay ningún problema en que se incluya como parte de la composición de un pienso de muy alta gama. El maíz y el trigo ocasionan problemas de digestión en perros y gatos, además de que muchos peludines son alérgicos a estos ingredientes.