El tema de los piensos da para un libro muy completo ya que no solo entran a valorarse aspectos claramente científicos, sino también opiniones personales, teorías alimenticias e incluso temas de tipo ético como sería la alimentación vegana en mascotas.  Cómo aquí sería imposible entrar en tantos detalles vamos a explicar de una manera muy simple los diferentes tipos de pienso que hay en el mercado y las ventajas de alimentar a las mascotas con uno de calidad.

Piensos básicos

Son los piensos más baratos, que normalmente se venden en supermercados. El problema de estos piensos es su composición, ya que cuándo se analiza suelen contener de todo menos carnes o proteínas animales. En su mayor parte son cereales y además los menos digestivos y apropiados para las mascotas.

A medio plazo estos piensos pueden causar carencias vitamínicas y problemas de salud, ya que, si hacemos una equivalencia con las personas, equivalen a alimentar a alguien con comida rápida y/o de mala calidad día tras día. Si alguien limita su dieta a pasta y arroz precocinados gastará poco dinero, pero seguramente su salud se resienta y acabe con problemas de obesidad. Lo mismo sucede con las mascotas.

Piensos Premium o de gama media

Son piensos que en muchos casos fabrican las mismas marcas que los básicos, pero con una mayor calidad. Son de una gama media y aunque pueden abusar de cereales como el maíz, que no son lo más adecuado, pueden resultar correctos.

Son cereales que para un animal sano adulto pueden aportar las suficientes vitaminas, calorías y grasas, aunque no todas las marcas son iguales y es conveniente comparar para conseguir la mejor relación calidad/precio. Cuánta más proteína digestiva contenga y menos cereales, mejor será el pienso.

No es adecuado darles estos piensos a cachorros, ya que están en pleno desarrollo y es conveniente darles la mejor calidad posible para que se críen fuertes y sanos. Tampoco son piensos que funcionen bien con animales con sobrepeso o problemas de salud.

Piensos Súper Premium o de gama alta

Aquí podemos encontrar dos categorías, los alimentos de gama alta que se venden en las tiendas de animales, y los piensos veterinarios. Podemos encontrar estos piensos fabricados por marcas de gran calidad y renombre pero también por otras menos conocidas que alcanzan los mismos niveles de calidad e incluso superiores.

Sus porcentajes de proteínas pueden alcanzar el 35% y en sus ingredientes las carnes, pescados o subproductos de los mismos son los ingredientes que encontramos en primer lugar.

Estos alimentos, aunque son más caros que el resto, proporcionan al animal una dieta muy adecuada, sobre todo porque es posible encontrar piensos para todo tipo de características del animal, es decir, especiales para cachorros, para animales castrados, para mascotas que sufren determinados problemas de salud o de sobrepeso y también con una alimentación adaptada a una determinada raza.

Alimentando a nuestros animales con estos piensos les estamos garantizando una alimentación muy equilibrada y cuidamos su salud de la manera más adecuada. Si por razones económicas no podemos dar este pienso a nuestros animales debemos de procurar proporcionárselo al menos durante los primeros meses de vida.