Pero, por supuesto, en este caso no se tratará de algo serio, sino de una idea divertida y muy desenfadada que puede dar lugar a un recuerdo original y distinto del día de la boda. Te voy a contar como hacerlo.

1) ¿Dónde conseguirlo?

Los photocall se pueden comprar en diferentes tiendas que se dedican a la venta de productos realizados en cartón. Es cierto que también se encuentran en plataformas comerciales asiáticas, pero aquí el problema es que tardan mucho en llegar, que si no se envuelven correctamente puede llegar deteriorado y que además puede estar sujeto al pago de la aduana.

Por eso, lo más recomendable es comprarlo en cualquier tienda de España, donde se pueden encontrar una gran variedad de modelos. Son muy divertidos los que posibilitan que los invitados puedan meter la cabeza para fotografiarse con la apariencia de determinados personajes.

En cualquier caso, deben de llevar impreso el nombre de los novios y la fecha del evento, para que sea un auténtico recuerdo de la ocasión.

2) ¿Cómo organizarlo?

Aquí se puede hacer de dos maneras. Por un lado se puede encargar el trabajo al fotógrafo oficial del enlace. Esto tendrá un coste, pero el resultado será mucho mejor sin duda alguna.

Si se quieren ahorrar costes, habrá que contar con la colaboración de un familiar que llegue al restaurante antes que nadie y reciba a los invitados, fotografiándolos en el photocall. Por supuesto, además de la fotografía oficial pueden realizarse todas las que se quieran por cuenta de cada invitado.

3) ¿Cómo entregarlo?

Una vez que han llegado todos los invitados hay que pasar las imágenes de la cámara a un ordenador y realizar copias en CD para cada uno de los invitados. En bodas en las que hay poca gente se puede hacer al momento, teniendo previamente preparada la caja de los CDs decorada para la ocasión. Pero sí son demasiados invitados quizás sea buena idea enviar los CDs más adelante.

La caja del CD puede estar decorada con una imagen de los novios, que puede estar tomada en el mismo photocall y hacer referencia a la fecha del evento. Si se entrega en una fecha posterior a la boda se puede completar el CD con otras fotografías o vídeos del evento.

Un regalo para los novios

En lugar de ser planteado como un regalo por parte de los novios hacia los invitados, puede verse al revés, un obsequio de los amigos. En este caso, ellos se ocuparán de organizar todo el evento, realizar todas las fotografías y de regalar al final el CD con las imágenes a los novios, como un recuerdo alternativo al vídeo oficial del día de su boda