• Es un pez que en libertad habita aguas cálidas, como las del Caribe, el Mar Rojo y algunas zonas del Índico. Pude medir entre 30 cm y metro y medio.
  • Su nombre le es dado por la forma de su boca, que parece un pico y por su colorido, que le hace tener parecido con ese ave.
  • Se alimentan entre otras cosas de coral, vital para su desarrollo. Al comer el coral y pasarlo por su aparato digestivo, este se transforma en fina arena blanca. Un ejemplar adulto de pez loro puede producir una tonelada métrica de arena por año. Es la característica arena blanca muy fina de las playas tropicales.
  • Son peces muy pacíficos, pero no es fácil criarlos en acuarios y a menudo pierden parte de su colorido debido a que las condiciones no son las perfectas para ellos. Por tanto, se recomiendan para gente con experiencia en acuarios.

Los peces loro son ideales para tener en nuestro acuario

  • Aunque el pez loro nace macho o hembra,  estos peces son hermafroditas protóginas, es decir, pueden cambiar de sexo. A veces ocurre que cuando muere el supermacho de un grupo, que es el macho más grande, una hembra de gran tamaño pasa a ocupar su lugar, cambiando de sexo. El supermacho es el dominante y el que se aparea con el resto de las hembras. De este modo siempre se garantiza la existencia de un supermacho en el grupo. Pueden llegar a cambiar de sexo varias veces.
  • Son peces grupales, pero solo de adultos. Los machos jóvenes prefieren nadar solos y una vez viejos, cuándo se acerca el momento de la muerte, se quedan a vivir en un pequeño territorio del que apenas se alejan y del que se muestran muy protectores.
  • Una de sus curiosidades es el que algunas especies, para dormir, se fabrican una especie de “pijama”, esto es, se cubren con una mucosa que segregan por la cabeza y que los protege durante el sueño.
  • El Red Parrot (loro rojo y en algunos sitios llamado también pez loro) es un animal híbrido, creado por el hombre, estéril y que no existe en libertad. Por lo que no se debe de confundir con el que aquí se trata.