Al observar el exterior del vehículo, solo los emblemas con las denominaciones Galicia o Full Electric repartidos en distintos lugares de la carrocería diferencian a la versión eléctrica de este vehículo comercial ligero de las demás versiones. Por lo demás, el diseño es absolutamente igual. Así ocurre también con su longitud, ofreciendo las mismas dos opciones que en las versiones con motor de combustión: la de 4,38 m de longitud y la de 4,63 metros de largo.

El espacio del modelo con motor eléctrico es idéntico al resto de versiones

El interior del vehículo también conserva el mismo diseño e idéntica capacidad de carga que las demás versiones. Gracias al sistema Multi-flex de sus asientos, la furgoneta dispone de gran modularidad, pudiendo abatirse el asiento central para convertirse en un práctico escritorio con cajon de 7,6 litros de capacidad en la parte inferior y con posibilidad de cerrarlo con candado, o el asiento de la derecha, para facilitar la carga de objetos de hasta 3m de longitud para la versión corta y de hasta 3,25 m para la versión larga. Por otro lado, también se puede levantar la banqueta del asiento trasero y usar este espacio para la carga de objetos más altos.

Equipado con ESP y asistente de salidas en pendiente, el Peugeot Partner Electric garantiza la seguridad tanto para los pasajeros como para la carga, siendo 695 kg sus capacidad total de carga útil y su volumen de carga de 3,7 m para la versión corta y de 4,1 para la versión más larga.

El motor eléctrico, con una potencia de 67 CV y 200 Nm de par máximo, puede alcazar una velocidad máxima de 110 km/h.

Indicadores de la carga de las baterías

Las baterías de litio de 22,5 kWh que alimentan al motor eléctrico están repartidos en 3 módulos de 175 kg de peso situados debajo del piso, antes del tren trasero, y dos módulos de 145 kg después del tren trasero, ubicación que se comerá espacio de carga del maletero, como sucede en otros vehículos. Cumpliendo los estándares del mercado, las baterías poseen una vida útil de unos 150.000 km.

Existen dos modos de carga para las baterías. El modo estándar requiere entre 8 y 15 horas según la toma de corriente que se vaya a utilizar, entre los 8 y 16 A. El modo rápido puede cargar en media hora hasta el 80% de la batería, pero para eso se necesitas una conexión de 95 A, poco habitual en las viviendas.

El nuevo Peugeot Partner Electric está ya disponible en España y cuesta 26.000 euros más IVA.