¿Cuáles son los contras de escoger un petauro del azúcar?

  • No se debe de tener un solo animal, los petauros viven en grupo y es conveniente tener al menos dos.  Esto complica un poco las cosas ya que no son precisamente baratos porque no hay demasiados criadores que se dediquen a la venta de estos animales con las debidas garantías.
  • Necesitan un espacio amplio para vivir, pero también debes de sacarlos de la jaula y asegurarte de que hacen el suficiente ejercicio. Si se aburren o no están a gusto pueden emitir un ladrido muy molesto durante la noche. En estos casos hay que averiguar si hay una falta de estímulos o algo que moleste al animal y tratar de solucionarlo.

Petauro del azúcar con su cría

  • Son animales que no están domesticados como los perros o gatos, por lo que puede ser que tengas suerte y se comporten de forma dócil y seas capaz de hacer de tu petauro una dócil y cariñosa mascota. Sin embargo, también puede ser que nunca se fíe por completo de las personas o que tenga reacciones inesperadas, como mordiscos.
  • Aunque su alimentación puede parecer sencilla ya que comen frutas frescas, verduras y un poco de miel, lo cierto es que necesitan algunas papillas que les proporcionen las proteínas que en la vida en libertad consiguen de alimentarse de pequeños animales. Estas papillas son caras, ya que no son fáciles de encontrar. Algunas personas las sustituyen por comida para perro, pero es una pésima idea ya que les causa problemas en el hígado, los riñones, el pelo y les acorta considerablemente las esperanzas de vida.

Petauro del azúcar mientras come

  • Puede resultar complicado dar con un veterinario capaz de tratar adecuadamente a estos animales tan poco comunes y el que encontremos puede resultarnos muy caro.

¿Debo pues tener un petauro como mascota?

Si considerando todo lo que hemos dicho sigues pensando que eres la persona adecuada para tener dos o más petauros y que puedes permitirte sus cuidados y alimentación, además de que vas a tener la paciencia necesaria para domesticar a estos animales, entonces ¡adelante! Pero si no estás seguro no te preocupes ni te sientas culpable. Escoger a otra mascota más adecuada es todo un ejercicio de responsabilidad y de generosidad ya que estarás anteponiendo las necesidades del animal a tu propio deseo, algo que solo los verdaderos amantes de los animales son capaces de hacer.