Cómo no es posible evitar la existencia de este tipo de gente, hay que intentar evitar las consecuencias de sus actos teñidos de maldad. Un perro que coma una salchicha envenenada o con cristales no solo puede morir, sino que lo hará de una forma muy dolorosa y cruel. Así pues, debemos de impedir que el perro coma nada de lo que pueda encontrar en la calle.

Enseña al perro a esperar tu orden para comer

Un perro al que se le enseña desde pequeño a que espere la orden de su dueño antes de comenzar a comer no se llevará nada a la boca sin permiso. Por eso es muy importante trabajar este aspecto de la disciplina del animal. Si este está acostumbrado a estar en casa y que aunque su comedero esté lleno de pienso no puede comenzar a alimentarse sin permiso, será muy difícil que fuera de casa se comporte de otro modo.

Enseña al perro a ignorar la comida

También se puede entrenar al perro para que ignore la comida que ve en el suelo. Se pude poner en el campo un trozo de salchicha o de cualquier otro alimento y pasear a continuación con el perro, primero a una cierta distancia y luego cada vez más cerca. Si el perro muestra curiosidad por la comida se le llama y con un pequeño tirón se le invita a que mire al dueño. Si el perro obedece se le recompensa con mimos, mientras que si persiste en atender a la comida se le regaña.

Este método puede ser algo lento, pero una vez que el perro lo aprenda y se acostumbre, no comerá la comida ni siquiera estando suelto. La clave está en persistir y en comenzar a educarlo desde edades muy tempranas.