En esta semana, el peso que se pierda va a depender de muchos factores, como la cantidad de líquidos que se hayan retenido, el sobrepeso que se tenga y la actividad física a la que se esté acostumbrado de antes.

Dieta depurativa de una semana

Antes de dar los menús es importante dar las pautas para esta dieta depurativa, que es el plan que te podrá ayudar a perder peso de una forma más rápida y además cuidando tu salud:

  • Bebe mucha agua. La mejor manera de depurarse es beber para que el cuerpo pueda eliminar todas las toxinas.
  • No hagas ejercicio. Mucha gente comienza la dieta y quiere empezar también a hacer deporte, pero la dieta depurativa es muy restrictiva y vas a necesitar las energías que entren en tu cuerpo para no marearte y seguir con el día a día. Ya comenzarás con el ejercicio la siguiente semana.
  • No repares en cantidades. A no ser los alimentos que están medidos, del resto puedes comer a voluntad e incluso cuánto más comas, mejor para depurar.
  • Si notas una gran debilidad y sientes que puedes marearte, come un pequeño puñadito de frutos secos, mejor si son naturales. Seis almendras, cuatro nueces o seis avellanas pueden ayudarte a pasar ese mal rato, pero solo hazlo una vez al día. El resto del tiempo come una pieza de fruta si sientes hambre o debilidad.
  • Las frutas permitidas son: frutos rojos entre los que puedes encontrar las fresas, cítricos, manzana y sandía.
  • Las verduras y hortalizas permitidas son: todas menos las legumbres, incluidos los guisantes,  el maíz y el aguacate. Las algas también están permitidas.

Menú depurativo

A continuación vamos a ofrecerte ya un menú depurativo completo para que puedas comenzar ya con esta dieta que tiene como objetivo ayudarte a perder peso en tan sólo una semana. Para ello es importante que sigas durante los siete días este plan que te proponemos a continuación:

  • Desayuno: El desayuno va a ser siempre el mismo, una infusión de té verde (puedes tomar roiboos si no quieres consumir cafeína) y una taza con frutas variadas.
  • Media mañana: Una infusión y una pieza de fruta o un yogur.
  • Comida: Una taza grande de sopa de verduras o una ensalada aliñada con una cucharada de aceite de oliva. Media pechuga de pollo a la plancha (la mitad de la pechuga completa del pollo), un filete de ternera, un filete de pavo, o una ración de conejo asado sin aceite, acompañada por verdura a la plancha.
  • De postre: puedes tomar gelatina sin azúcar.
  • Merienda: Yogur con fruta y una infusión.
  • Cena: Una taza grande de sopa de verduras. No tomes verduras crudas en la cena. El segundo plato estará compuesto por una ración de pescado blanco o azul cocinado sin aceite y verduras a la plancha. Un día a la semana puedes tomar un revuelto de verduras con un huevo entero y dos claras añadidas.
  • De postre: gelatina sin azúcar. Puedes tomar una infusión relajante antes de meterte en cama.

Puedes probar esta dieta ideal para adelgazar en una semana sin miedo a sufrir algún problema en tu salud, pues se trata de un menú completo que aporta los nutrientes necesarios a tu organismo. En cualquier caso, antes de comenzar cualquier dieta, es recomendable que consultes con un médico para prevenir cualquier inconveniencia.