Vamos a intentar conocer un poco más los pros y los contras de los productos sin azúcar que se venden orientados a los diabéticos. Pero antes vamos a señalar que nos vamos a referir en todo caso a diabéticos de tipo 2, es decir, aquellos que no son insulinodependientes.

Tipos de productos sin azúcar para diabéticos

Antes de analizar los peligros de los alimentos que se comercializan como productos sin azúcar o especiales para diabéticos hay que entender que no todos se pueden englobar entre este grupo de riesgo. Existen diferentes tipos de productos sin azúcar para diabéticos, pero en este artículo nos estamos refiriendo siempre a los productos conocidos como “dulces” es decir: chucherías, bollería, dulces típicos de navidad y galletas.

Existen dulces de todo tipo orientados a las personas con diabetes, pero destacan dos tipos principales. Los que están endulzados con fructosa y los que utilizan edulcorantes para conseguir el sabor dulce del producto.

Riesgos en general, de los productos dulces para diabéticos

Todos los productos dulces para diabéticos presentan dos problemas en general bastante serios:

  • Irritaciones del sistema digestivo: los edulcorantes pueden causar problemas en el sistema digestivo, especialmente si se toman en abundancia. Un diabético que endulce sus cafés, tome caramelos o chicles sin azúcar y además consuma dulces puede superar fácilmente los niveles tolerados de edulcorantes y sufrir gases, diarreas o malas digestiones. También pueden aparecer estos problemas debido al uso continuado de edulcorantes aunque no sea en una alta cantidad.
  • No fomentan el cambio de hábitos: los enfermos se sienten más seguros al consumir estos productos y, en lugar de cambiar sus hábitos de alimentación se escudan en que pueden comer estas cosas, por lo que no dejan de tener la famosa adicción al dulce tan típica en la sociedad moderna.
  • Harinas y grasas: incluso cuando un producto no tiene fructosa o azúcar, continúa teniendo harinas, hidratos, y grasas. Esto eleva los niveles de azúcar en sangre además de que contribuye a elevar colesterol y triglicéridos los cuales perjudican la circulación de la sangre, uno de los puntos más débiles de los diabéticos.

Riesgos de los productos son fructosa

La fructosa es uno de los tipos de azúcar presentes en la fruta y la que le da su característico dulzor. Este tipo de azúcar es mucho más dulce que el convencional, por lo que con poca cantidad se consigue el mismo resultado.

Por este motivo se utiliza para muchos productos de diabéticos, ya que no es necesario aportar tanta cantidad. Pero es importante saber que tiene exactamente las mismas calorías que el azúcar convencional.

Por otro lado, durante mucho tiempo se pensó que la fructosa no afectaba a la producción de insulina como el azúcar convencional, no alterando los valores en sangre de manera tan intensa. Hoy, esto se pone en duda y además se han podido observar los siguientes riesgos:

  • Al pensar que la fructosa no influye de igual manera en los niveles de glucosa en sangre, muchos diabéticos acaban consumiendo este tipo de productos a diario y no como algo excepcional en sus dietas, alterando sus niveles de glucosa peligrosamente.
  • La fructosa no estimula la producción de insulina, como sucede con el azúcar normal, lo que todavía dificulta más regular los niveles de glucosa en sangre.