En los últimos años el turismo aumentó de 5.000 turistas a 40.000 y en su mayoría se concentran en la zona del territorio que no tiene hielo, o sea en un 1% del territorio. Es indispensable tomar precauciones y establecer zonas protegidas para poder mantener todas las especies que allí habitan ya que en este 1% es donde se concentran la mayoría de ellas.

Lo que podemos esperar para el futuro

La Antártida debe ser considerada y protegida como reserva ecológica mundial ya que los científicos aseguran que el colapso mundial no tiene vuelta atrás por los grandes abusos que se han llevado a cabo. Se habla del gran deshielo que vendrá y de la desalinización que ello provocará además de que el nivel del mar crecerá entre 1,2 a 3,6 metros. Por todos estos temas es imprescindible cambiar hábitos con el fin de lograr un mundo sustentable con conciencia ecológica y con un uso racional de los recursos, evitando actitudes invasivas y contaminantes. Está en nuestro quehacer cotidiano pensar en el beneficio del planeta y, por tanto, en el beneficio de cada uno.

Los científicos de la NASA han recopilado información aérea, terrestre y satelital determinando el punto más débil de la Antártida occidental viendo allí los lugares más críticos de contaminación y donde el deshielo empezará a acelerarse.

Se prevé una especie de reacción en cadena que resultará imparable, es decir que cada proceso posterior se alimentará del anterior y así sucesivamente, siendo éste un proceso lento pero que no se detendrá. Sería necesaria una especie de montaña o elevación que actuara como contención pero al ser una zona totalmente llana esa situación no se dará.

Lo que podría revertir en cierto modo este proceso sería evitar la emisión de gases que van hacia la atmósfera y que cada vez más adelgazan la capa de ozono dando en determinados lugares comienzos de agujeros. La Antártida es un lugar clave que se debe cuidar en todos los sentidos posibles debiéndose legislar a nivel mundial con intensión proteccionista como territorio y como reserva ecológica.