Esta capacidad de producir electricidad la tienen todos los músculos del cuerpo de cualquier animal, que al moverse causan una descarga tan mínima que es imposible percibirse. Sin embargo, en estas especies de peces, algo ocurrió  hace cien millones de años, ahí es nada, y esta capacidad de generar electricidad evolucionó hacia otro tipo de células, llamadas electrolitos, capaces de una gran intensidad eléctrica. La anguila eléctrica, el pez con más potencia, emite descargas de 600 voltios.

La causa que se ha encontrado para que esta evolución se dé solo en peces está en el agua, que es una gran conductora de la electricidad.

Los peces eléctricos de mar más comunes en la actualidad

Las rayas: tanto las de la familia de las rayas comunes como las conocidas como torpedos o rayas eléctricas. Se diferencian por su potencia eléctrica, que mientras que en las comunes es muy suave en las rayas eléctricas es moderadamente fuerte. Ambas especies viven en lugares muy diferentes.

Las rayas son capaces de generar electricidad

Pez rata: su descarga es capaz de aturdir a piezas pequeñas que le sirven de alimento. Viven en Océano Atlántico occidental.

Los peces eléctricos de agua dulce más comunes en la actualidad

Estos peces habitualmente viven en aguas turbias o profundas en las que no hay demasiada luz. Utilizan la electricidad para orientarse y para

Pez nariz de elefante: Viven en África  tropical y sus descargas son muy suaves.

Pez nariz de elefante, también eléctrico

Gymnarchos: Es un compañero de aguas del pez nariz de elefante

Anguilas: Comunes en diferentes ríos, aunque son muy numerosas en América del Sur. Sus descargas van desde las más débiles hasta las ya mencionadas de 600 voltios, la más fuerte de las conocidas.

Pez gato: El pez gato eléctrico habita en ríos de América, África, Asia  y Europa y emite descargas fuertes, de hasta 300 voltios. Eran considerados los protectores de los peces por los antiguos Egipcios y si un pescador capturaba a uno, debía de soltar toda su captura del día.