Ingredientes

Para la masa:

  • 500 gramos de harina de todo uso
  • 100 gramos de azúcar común
  • 2 huevos
  • 250 gramos de mantequilla

Para el relleno

  • 300 gramos de fresas cortadas
  • 200 gramos de moras azules, frambuesas y moras
  • 200 gramos de cerezas sin hueso
  • 1 taza de manzana Granny Smith rallada
  • 4 cucharadas de fécula de maíz
  • 80 gramos de azúcar común
  • Huevo o leche para barnizar y dar color
  • Un poco de azúcar extra

Cómo elaborarlo

Con la ayuda de tu batidora o de un procesador amasa la costra del pay. Es sencillo con la batidora porque solo necesitarás darle una batida a la mantequilla y la harina por un par de minutos o hasta que la mantequilla se parta en trozos pequeños. Posteriormente adiciona el resto de los ingredientes y bate un minuto o hasta que se integre un poco todo. No batas de más o no obtendrás una masa quebrada.

Sobre la mesa con las manos integra toda la masa, sin amasar, solo juntando los grumos. Tapa con plástico para llevar a la heladera por media hora la masa para la costra.

Para hacer la masa con el procesador o a mano, troza la mantequilla en pedazos y adiciona a la harina, troza más la mantequilla hasta formar pequeños grumos. Adiciona el resto de los ingredientes y amasa solo hasta integrarlos. Lleva a la heladera.

Para el relleno en realidad no tendrás que hacer más que mezclar en un recipiente grande las frutas y todos los ingredientes. Déjalas reposar todo el tiempo que la masa esté en la heladera para que las frutas suelten su jugo que con la ayuda de la fécula de maíz se convertirá en una rica salsa espesa de frutos rojos.

En un molde para pay de 10 o 12 centímetros de diámetro coloca la mitad de la masa extendida y cúbrelo. Extiendo el resto de la masa y coloca las frutas dentro del pay (con todo y el jugo que suelten) para finalmente tapar y sellar el pay con esta masa que has extendido. Realiza varias incisiones en el pay cerrado y barniza con huevo y azúcar.

Hornea por 45 minutos a 180º centígrados hasta que el pay esté bien dorado. Sírvelo tibio acompañado de crema dulce o helado de vainilla.