Otra explicación de este tipo de pautas inesperadas es la forma en que crece el ser humano: desde lo próximo a lo lejano y de forma espiral. Esto significa que lo primero en desarrollarse es lo que está más cerca de la cabeza y el corazón que son los órganos más importantes y desde ahí, desde ese centro se va madurando hacia las extremidades primero hacia los brazos y la columna y por último las piernas. Cuando la maduración llega a la punta de los dedos de la mano es cuando el bebé puede pinzar oponiendo pulgar y mayor.

En cuanto al crecimiento en espiral, se refiere a que un aprendizaje que se incorpora se apoya en un conocimiento anterior, no se dan de manera aislada los aprendizajes sino que se dan de manera concatenada con lo que ya se sabe, por eso forma una espiral porque desde el conocimiento más cercano se va pasando a los más lejanos pero siempre unidos a los anteriores. Es por eso que se aprende primero las cosas sencillas y paulatinamente se incorporan los conocimientos más complejos.

Crecimiento motor del bebé, un desarrollo tan rápido que sorprende

Cuando hablamos del desarrollo motor se hace la diferencia entre motricidad gruesa y motricidad fina. La primera engloba las actividades como correr, saltar, caminar, jugar con una pelota o con cualquier juguete y la motricidad fina se refiere a la que tiene que ver con el pinzamiento de los dedos como por ejemplo, la escritura, el dibujo, el uso de un pincel, el uso de la tijera, etc.

En estas dos motricidades también se pueden ver diferencias ya que en todo lo que sea motricidad gruesa se observa cada vez más un refinamiento en los movimientos, por ejemplo, cuando el bebé comienza a caminar lo hace tipo robot, camina duro y no dobla las rodillas, a medida que va pasando el tiempo esto va cambiando notoriamente ya que el andar se hace fluido y cada vez más dinámico.

Algo similar sucede con la motricidad fina donde el niño va perfeccionando sus garabatos hasta transformarlos en un ser humano pasando previamente por el monigote. Sus trazos se van perfeccionando y al pintar pueden respetar un límite.

Es así, cuando descubrimos todos estos detalles que podemos decir ¡¡CÓMO CRECIÓ EL BEBÉ!!