Ingredientes

  • 120 g. de queso cremoso
  • 120 g. de chocolate blanco
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Pasos a seguir

El primer paso para comenzar a preparar este pastel de queso es precalentar el horno a 170° centígrados

A continuación tomemos los huevos que deben estar a temperatura ambiente y separémoslos en dos refractarios distintos, uno chico para las yemas y uno grande para batir las claras de huevo. Si la temperatura del ambiente está calurosa, es mejor llevar las claras al refrigerador o heladera.

En un baño maría es necesario derretir el chocolate. Esto también se puede llevar a cabo con la ayuda de un microondas cuidando que el chocolate no se queme. O si eres un as en la cocina, puedes derretir el chocolate directamente en una sartén a fuego muy bajo. Eso sí, evita que el chocolate toque agua o vapor, ya que de lo contrario se separará y no podrás derretirlo.

Con la ayuda de una espátula mezcla bien el queso crema hasta integrarlo con el chocolate blanco. A continuación debes mezcla las yemas de huevo también hasta que estos ingredientes formen una mezcla uniforme. Integra ahora la vainilla.

Bate las claras de huevo con la ayuda de una batidora de mano a punto de nieve o hasta que al voltearlas estas no caigan del recipiente y se mantengan firmes. Agrega la mitad de este merengue a la mezcla de queso crema, yemas y chocolate blanco. Mezcla hasta incorporarlas y agrega el resto de las claras. Repite el proceso de mezcla hasta que se forme una “masa” airada.

Cubre con papel encerado un molde de preferencia de vidrio de por lo menos 8 pulgadas y vierte la mezcla. También puedes usar moldes de silicona o de metal. Posiciona el molde en medio de un molde de 14 pulgadas y llévalo al horno. Llena la mitad del molde más grande con agua tibia a fin de crear un baño maría.

Cocina el pastel por 15 minutos a 170° centígrados y después otros 15 minutos a 160° centígrados. Además deja dentro del horno el pastel por otros 15 minutos ya con el horno apagado y sin abrir la puerta de este. Retira del horno hasta que se encuentre tibio.

Apara finalizar lleva el pastel al refrigerador hasta que esté completamente helado y sirve con abundantes fresas, azúcar glas o una cucharada de crema chantilly.