1. El primer paso es cuidar muy bien de nuestra piel, una piel sana y bien cuidada no necesita de tantos productos para resaltar su belleza puesto que esta brillará por sí sola. Este proceso deberás empezarlo al menos dos meses antes de la boda para que así la regeneración de células esté en su punto  óptimo.
  2. Es muy importante que utilices una base que se adapte a tu color de piel, ya que no queremos ver tonos disparejos en ella. Utiliza si lo deseas algún implemento para distribuirlo uniformemente por todo el rostro de forma suave y fluida.
  3. Aplica un corrector en las zonas necesarias para eliminar cualquier imperfección que pueda quedar en tu rostro, preferiblemente elige un corrector con humectante que sea de un tono más claro que tu rostro para esparcirlo suavemente con ayuda de tu dedo anular.
  4. Después se le aplica a la piel polvo suelto para sellar la base. Luego comienzas con el maquillado de las mejillas, en este caso lo que se busca es darle algo de color así que no exageres aplicándole excesivo rubor a tus mejillas. Con ayuda de una brocha redonda coloca un poco en tus pómulos  para ir difuminándolo primero hacia arriba y luego hacia abajo para que el color se distribuya adecuadamente y así no quede muy concentrado el color.
  5. La mirada de una novia transmite mucho a sus invitados, así que si deseas lucir una mirada más intensa utiliza una sombra de ojos que sea color beige o dorada para darle una ligera iluminación a tus párpados,  para así luego aplicar una sombra que sea más oscura procurando delinear la parte superior de las pestañas.
  6. Las cejas son un punto muy importante, es preferible que arregles tus cejas un día antes de la boda para que así no quede hinchada o muy sensible la piel al momento de maquillarte. Algo que sin duda las hará lucir fabulosa es rellenar los pequeños espacios con una sombra de color oscuro o que sea preferiblemente marrón, si no cuentas con esto puedes utilizar un delineador de cejas. Luego de haber hecho esto, se delinea muy suavemente el contorno de los ojos para darle un look asombroso que los impactará a todos.
  7. Es muy importante que consideres utilizar un rímel que sea a prueba agua para así evitar los desastres de maquillaje, en el caso que seas una novia muy emotiva. El rímel le dará a tus pestañas más volumen y espesor, haciéndolas lucir hermosas y muy llamativas. Para aplicarlo deberás hacerlo en las pestañas superiores en forma de abanico, busca además un rímel que sea de un color negro para acentuar tu mirada.
  8. No exageres al colocarte labiales con colores muy fuertes, lo más recomendable es que busques el color que más se asemeje al color natural de tus labios. Aplica tonos suaves como lo son el rosado o el beige, dependiendo de cuál sea tu tono de piel y buscar elegir un labial que te haga sentir cómoda. Los gloss hacen lucir a los labios brillantes y sensuales, pero tienen la desventaja de no durar mucho. Sin embargo, tú eliges cómo quieres lucir así que puedes irte por los labiales de barra, si no sueles ser de las que se maquillan muy a menudo, o por los glamurosos gloss.