Matronas y familiares atendían a la parturienta en ese momento y solo se avisaba a un doctor si se creía que podían presentarse problemas y a veces solo después de que estos hubieran aparecido. Con la costumbre de acudir a dar a luz al hospital se redujeron considerablemente las muertes de madres y de bebés durante el parto y también los problemas consecuencia de complicaciones durante el mismo.

Siendo esta una verdad incuestionable, ¿por qué en los últimos años son cada vez más las mujeres que estudian la opción de dar a luz en sus casas? ¿Están tratando de tener a sus hijos de un modo más natural o se están comportando de un modo imprudente al asumir riesgos innecesarios?

La muerte de Caroline Lovell en el año 2012 reabrió el debate. Ella era una firme defensora de los partos en casa y murió, precisamente, alumbrando a su hija a consecuencia de una parada cardiorespiratoria producida por una hemorragia que no se detectó a tiempo. Contrariamente a lo que se ha dicho, ella no era líder de ningún movimiento aunque sí defendía que la seguridad social de su país, Australia, debería de garantizar todos los cuidados necesarios para el parto en casa.

Pros del parto en casa

Los defensores del parto en casa suelen destacar estos puntos que te detallamos a continuación, los pros o ventajas principales de decidirse por esta práctica:

  • Es más natural y mucho menos estresante para la madre y el bebé. La madre está en su propia casa y puede sentirse más tranquila. No estará sometida a la presión del quirófano, a las luces fuertes que lo alumbran ni al ajetreo de un hospital.
  • Todo será mucho más personal. Ella podrá estar en su bañera si lo desea, poner música o realizar cualquier actividad mientras espera el nacimiento de su hijo.
  • Una vez nacido el niño el contacto es más directo y estrecho. En un hospital, nada más nacer el bebé comienzan a manipularlo para comprobar que todo esté bien, lo que rompe lo que debería de ser un momento muy íntimo entre la madre y su bebé, en el que como mucho solo debería de participar el padre. 

Contras del parto en casa

Sin embargo, son muchos los contrarios a elegir el parto en casa, especialmente los miembros de la comunidad médica, ellos exponen las principales desventajas o contras de esta elección:

  • Nunca se tendrá la misma seguridad que en un hospital. Por mucha preparación que se tenga en el domicilio, nunca se tendrá la misma que en un hospital, donde hay quirófanos y personal especializado que pueden intervenir al momento en el caso de que haya problemas.
  • El ambiente de la casa no es aséptico, como el del quirófano, pudiendo aparecer infecciones.
  • Desplazar todos los efectivos personales y materiales para parir en casa supone un gasto extra que puede ser difícil de asumir para la sanidad pública, especialmente si aumentara el número de mujeres que deciden dar a luz de esta manera.