Este concepto se aplica a las cortinas y surgen los paneles japoneses, paneles de tela que se colocan delante de un ventanal y que se mueven consiguiendo diferentes efectos. Se pueden recoger a los lados para que la cristalera quede al descubierto, dejar a la vista el espacio de una puerta o una zona concreta para que, por ejemplo, se pueda leer con luz natural.

Permiten pues diferentes combinaciones gracias a su mecanismo de carriles que otorga movilidad independiente a cada uno de los paneles, más anchos o más estrechos según el gusto de cada persona.

Decoración de grandes ventanales

Estos paneles son perfectos para decorar salones con grandes cristaleras ya que están pensados para espacios más bien amplios, aunque hay versiones reducidas con tan solo tres paneles pequeños para una ventana grande.

Para estos paneles se pueden utilizar telas muy diferentes, incluso combinar diferentes tejidos entre sí. Por ejemplo, se pueden utilizar finos visillos combinados con paneles de tela más gruesa para conseguir más luz o más opacidad en una zona concreta de la habitación. Al contrario que otros estilos de cortinas, estos paneles aceptan todo tipo de telas.

El sistema de paneles japoneses se puede aplicar a otro tipo de cortinas, por ejemplo, las formadas por finas tiras de tela o de materiales como el bambú. Estas cortinas de tiras se pueden acoplar a un mecanismo de paneles para conseguir efectos muy originales e incluso combinaciones con tela que darán un aire totalmente distinto al salón.

La colocación de la tela

Existen diferentes sistemas para colocar la tela de los paneles en cada uno de los carriles. Uno de los más utilizados es el velcro ya que permite un acabado elegante, que parece cosido sin más pero que resulta muy fácil de poner y de sacar si se quieren lavar los paneles.

En la parte inferior del panel suele colocarse una varilla con un poco de peso para evitar que la tela se arrugue o pierda la forma. A veces, también se coloca una varilla a lo largo de toda la tela, en las costuras laterales, para darle mayor presencia. Estas varillas pueden quitarse y ponerse fácilmente para lavar el panel.

Decoración tradicional y paneles fotográficos

Aunque muchas personas optan por paneles japoneses estilo oriental, con telas pintadas a mano al más puro estilo nipón, esta decoración acepta muchas tendencias. Un buen ejemplo son los maravillosos paneles fotográficos que tan de moda se han puesto últimamente y en los que se puede disfrutar de estupendos estampados fotográficos en tela.

Los paneles fotográficos son perfectos para empresas y también para habitaciones modernas que quieran un estilo de decoración alternativo a los clásicos que suelen encontrarse en todos los catálogos.