Ya era demasiado difícil competir contra otros servicios de streaming como Spotify y Deezer, pero cuando se sumaron Google Play Music y Apple Music, todo se complicó bastante para Rdio.

Por eso, tal como lo anunció el sitio The Verge, Pandora ha tenido bajas en la cantidad de usuarios en los últimos años y es por eso que la empresa se ha interesado en adquirir la tecnología y la propiedad intelectual de un servicio más moderno como Rdio. Recordemos que Pandora es como un abuelo de los servicios de streaming de música, con 15 años en el mercado y una cantidad de escuchas mensuales que casi alcanzan a las de YouTube.

Actualmente, Pandora no ofrece a sus usuarios la posibilidad de escuchar álbumes enteros, compilar listas de temas o disfrutar de canciones individuales. En cambio, lo que hace este servicio es crear radios personalizadas para cada usuario, permitiéndole saltar cierta cantidad de canciones cada hora. Esto se debe a que la empresa utiliza licencias de radio interactivas, lo que le permite reproducir canciones sin necesidad de hacer tratos directamente con las compañías disqueras y los artistas.

Mientras que el ámbito de influencia de Pandora se reduce a tres países (Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia), Rdio funciona en 100 países. Por lo que, ahora que la empresa de Oakland tiene los derechos y el equipo del servicio que acaba de adquirir, probablemente haga el salto internacional y se expanda a aquellos países donde no tenía presencia. Muchos usuarios han estado esperando durante los 15 años de existencia de Pandora para que ésta se amplíe a nivel geográfico.

Lamentablemente para los inversores de Rdio, que gastaron 125 millones de dólares en una compañía que llegó a valer 500 millones, la empresa se vendió por una suma muy inferior a lo valía en su momento de auge. Parte del problema se debió a que Rdio nunca llegó a despegar por completo y no llegó a tener un número de usuarios estables para poder ser rentable.

Los directivos de Pandora anunciaron que buscan continuar con su servicio de radio, pero también añadiendo el streaming bajo demanda y la transmisión de eventos en vivo. Es por eso que han cerrado un acuerdo con Sony ATV, acercándose de forma amigable a los sellos discográficos, con los que siempre han tenido una relación tensa.

El modelo de negocio de Rdio puede llegar a ayudar a Pandora en su transición a un tipo de servicio más moderno y global de streaming de música. Lo que pretende la empresa de Oakland es convertirse en el mayor proveedor de este servicio, e incluso superar a las empresas del momento: Spotify y Apple Music.