La colombofilia es la cría y adiestramiento de estas palomas y a los que la practican se les conoce como colombófilos.  En los clubs que hay en España asesoran a sus miembros sobre las mejores razas de palomas, cómo construir un buen palomar o acerca de todo lo que necesitan saber para adiestrarlas y enseñarlas.

Hay muchos aficionados a la colombicultura, especialistas en cuidar y entrenar las palomas

El palomar

No es lo mismo un pequeño palomar en el jardín para tener palomas como afición que uno de competición, con requisitos técnicos muy especiales. En el primer caso se trata de una construcción de madera básica de la que generalmente las aves pueden entrar y salir para volar en libertad, aunque en ocasiones están cerradas y tan solo se les permiten unas horas de vuelo libre. Debe de ser un espacio amplio, donde los animales puedan moverse con soltura y no se encuentren hacinados.

En un palomar debe de haber diferentes apartados, para separar por ejemplo a los pichones por un lado y a las palomas de cría por otro (si se realizan crías) o a ejemplares enfermos. El suelo debe de ser de rejilla para que las heces caigan y no queden en contacto con las aves y debe de existir una buena ventilación.

El palomar suele tener salida al exterior, para que puedan entrar y salir libremente las palomas

Higiene del palomar

Los comederos y bebederos no deben de tener esquinas, para evitar que se acumule en ellas la suciedad y deben de estar limpios y alejados de las zonas donde pueden caerles heces. Una vez a la semana los comederos y bebederos se deben de desinfectar y se deben de limpiar las deposiciones.

Una vez al año, o antes si ocurre una epidemia, todo el palomar debe de ser desinfectado a fondo retirando todo lo que tiene en el interior y siendo fumigado con una mezcla de agua y desinfectante (vale la lejía). En muchos casos, los dueños prefieren encalarlos para garantizar una mayor higiene.

Ahora que ya sabemos algo más sobre la vivienda de las palomas vamos a averiguar sobre su salud y sus cuidados. Lógicamente las palomas, como cualquier otro ser vivo, sufren enfermedades. Algunas de ellas son muy contagiosas y pueden poner en peligro a todo el palomar, por lo que es importante aprender a identificarlas. Las enfermedades son muchas y variadas y su incidencia va a depender de muchos factores diferentes, por lo que se recomienda una guía completa para poder conocer las principales y de este modo advertirlas a tiempo.

Del mismo modo, es muy importante dar con un buen veterinario en mascotas exóticas, que entienda de palomas y que pueda aportarnos soluciones a las enfermedades o problemas que tengamos con ellas.

Entrenar a las palomas mensajeras

Las palomas mensajeras, o palomas bravías, son muy inteligentes y tienen un sentido de la orientación asombroso. Dicen los expertos que dadas sus grandes cualidades no resulta tan difícil entrenarlas como puede parecer a priori. Existen muchos tipos de entrenamiento y no todas las escuelas predican las mismas pautas, por lo que aquí tan solo vamos a exponer unas guías básicas habituales explicadas de un modo sencillo, para que resulte una primera aproximación al tema.

Lo ideal es comenzar a entrenar a la paloma cuando todavía es un pichón, a partir de los veinte o treinta días de vida. Se le debe de acostumbrar a volar por la jaula y el entrenador comienza a convertirse en alguien familiar para él. Normalmente, cuando se acercan a dejar la comida, suelen hablar o silbar para que el ave comience a reconocer la llamada.

Estas palomas necesitan entrenar para habituarse con las principales competiciones de esta afición tan pintoresca

Más o menos a los tres meses comienzan a acostumbrarse a las cestas. En ellas se les introduce para alejarlos del palomar y que busquen la ruta de regreso. Pero se trata de algo muy estresante para ellos al principio por lo que hay que ir muy poco a poco. El primer día tan solo se le meterá un par de minutos en la cesta, sin sacarlo siquiera del entorno. Poco a poco se va avanzando: primero se le lleva a unos pocos metros, luego algo más lejos y finalmente se suelta a la paloma a una distancia más alejada del hogar.

Paloma de competición

Competiciones

Existen dos tipos principales de competiciones en España. En una de ellas, la prueba consiste en soltar a varias palomas desde un mismo punto y ver cual llega a su palomar empleando menos tiempo. Se tiene en cuenta la distancia y el tiempo empleado.

La otra competición, popular en España, tiene lugar con palomos. Estos se sueltan y al entrar en contacto con otros, tratan de llevarlos con ellos a su palomar, en lo que se conoce como “enamorar al palomo”. El animal que logra “enamorar” a un contrario gana una nueva ave para su dueño.