Se trata de Costa Rica, el país centroamericano que en el primer semestre del 2015 ha producido casi el 100 % de energía renovable a nivel nacional, más precisamente el 98,55 % del total. Estas fuentes de energía renovable son el agua, el viento, el sol, la biomasa y la geotermia.

De acuerdo con los datos brindados por el Centro Nacional de Control de Energía (CENCE), dependiente del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), solamente el 1,45 % de la energía consumida por hogares, empresas e instituciones del país centroamericano provino de fuentes de energía “sucia”, como las centrales que funcionan a base de hidrocarburos.

Según el Gobierno de Costa Rica, durante el año pasado un 10,34 % del total de la electricidad que se consumió provino de fuentes de energía fósil, mientras que se esperaba para este año que se bajara a 2,9 %.

Contar con fuentes de energía de diversos tipos ayuda a contar con un alto porcentaje de energías renovables y no depender únicamente de un solo tipo como la energía solar o la eólica, que están muy ligadas a las condiciones atmosféricas. Esto también permite reducir los gases contaminantes que contribuyen al efecto invernadero, al tiempo que se reducen los altos costes de la energía fósil y se brindan tarifas de electricidad mucho más justas y competitivas.

Molinos que aprovechan el viento para generar electricidad en Costa Rica

El sistema que se utiliza en Costa Rica para establecer los precios de la electricidad, llamado “Cargo Variable por Combustible” (sus siglas son CVC), ayuda a los consumidores a pagar menos por las tarifas eléctricas, ya que el consumo de hidrocarburos es mínimo y se utilizan en su lugar fuentes de energía renovables y limpias. De esta forma, los usuarios abonan mucho menos mientras que cuidan el medio ambiente. Una ecuación positiva para todos, ¿verdad?

Tal como señalan los directivos del ICE, el principal objetivo de la institución en años futuros será continuar llevando energía confiable, segura y estable a todos los habitantes de Costa Rica.

Del total de las fuentes de energía renovable con las que cuenta el país centroamericano, la principal es la energía hidráulica, con un 73,26 % del total de la producción, mientras que el segundo lugar lo ocupa la energía geotérmica que brinda el 13,05 % de la totalidad. Por otra parte, la energía eólica, que proviene del viento, genera el 10,86 %, siendo la tercera fuente de electricidad en Costa Rica. Se espera que para el año 2021 se alcance el 100 % de producción de energía renovable para todos los rincones de la Nación.

Sin dudas, Costa Rica es todo un ejemplo a seguir. El resto del mundo, especialmente los países altamente industrializados que generan la mayor cantidad de gases de efecto invernadero y utilizan energías contaminantes o peligrosas, deberían tomar la posta costarricense.