Las personas que habían accedido a realizarlo contaban a cámara que pasado el año sabían que no iban a ser renovados ya que se habían abierto nuevas contrataciones con el mismo sistema. Una de las personas decía abiertamente “Sé que he comprado un contrato de un año”.

En este caso los empleados sabían lo que había y aceptaban aun sabiendo que el curso era totalmente innecesario porque les compensaba el poder trabajar un año completo. Pero en definitiva, lo que sucede es que se están aprovechando de las necesidades de la gente. Los cursos de formación para un puesto deberían de ser siempre gratis para el trabajador.

Becarios con altas responsabilidades y falsas ofertas

Trabajar como becario es en teoría algo bueno. Se supone que es un trabajo para una persona recién salida de la facultad, que necesita formarse y que no va a recibir un salario por su trabajo, pero si una pequeña remuneración en concepto de dietas o como gratificación. Pero en algunos casos se pide al becario que asuma cargos de responsabilidad que no le corresponden, por supuesto sin cobrar ni un euro.

También son escandalosas las ofertas de algunas páginas en las que se busca a estudiantes de periodismo (quieren redactores de alta calidad) para que escriban gratis para revistas online. A cambio, el prestigio de publicar textos firmados en su revista. Pues todo un honor…

Existen también fraudes en toda regla, como los que se comenten con personas que pagan por acceder a un puesto de trabajo en otro país. Supuestamente, ese dinero es en concepto de gastos de papeleo y son cantidades significativas pero no excesivamente altas. Una vez que la persona ha cobrado este dinero de un buen número de aspirantes a esos trabajos desaparece con el metálico sin dejar rastro.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Lo cierto es que por desgracia, en muchos casos no se puede hacer nada ya que se trata de prácticas que seguro que se pueden calificar como poco éticas, pero que son totalmente legales. En otros casos, en los que hablamos de estafas, hay que acudir a la policía.

Sin embargo, en casos en los que se propone trabajar gratis, pagar por trabajar o realizar tareas que no corresponden a un becario y además se propone por escrito en una plataforma de empleo lo que hay que hacer es denunciarlo a Trabajo o a las asociaciones de consumidores. Por otro lado, también es buena idea hacerlo público en foros y en Webs para que estas empresas sean conocidas y abochornadas por su comportamiento.