No, no se trata de un problema en los ojitos del bebé, sino de un cambio muy común en los primeros meses de tu pequeño, por lo que no podemos decir con certeza que sus ojos se mantendrán del mismo color al pasar los primeros meses de vida.

Por qué cambian de color los ojos del bebé

Porque en sí no se trata de un cambio sino de una total maduración, ya que la melanina, la responsable de nuestro color de piel, pelo y ojos, es una sustancia que el cuerpo no madura en su totalidad en el recién nacido hasta meses después de llegar al mundo, por ende, los ojos se van adaptando a este proceso de madurez.

Por lo anterior es que puedes ver como al ser un recién nacido tu bebé luce unos ojos gris azulados, grises, azules oscuros, o marrones y al paso del tiempo el color se define en tonalidades más acordes a su genética.

Aunque como sabemos la genética es muy caprichosa y puede hacer que un gen que se ha mantenido dormido por una o dos generaciones, se presente en el bebé por medio de ojos diferentes a sus padres, pero que seguro encontraremos en otros miembros de la familia como abuelos o tíos.

Cuánto tiempo debo esperar

Es aproximadamente a los 6 meses de vida que los ojos del bebé cambian y el color asienta, por lo que si al pasar estos dos trimestres tu hijo sigue con los ojos de color claro o con un color que se ha mantenido desde su nacimiento, ese será su tono de ojos.

Pero tendríamos que insistir aquí en que la genética es caprichosa, y cada bebé presenta una variación en el color de sus ojos a diferentes tiempos, por lo que incluso tras dos años de vida la tonalidad puede seguir variando.

Ten cuidado con cualquier remedio casero que encuentres en la red sobre este tema, ya que se trata de genética, no es cosa que se pueda cambiar. Lo mismo pasa con el cabello y el tono de piel. Recuerda que cada raza es hermosa en sus características y tu bebé es perfecto tal como es.