1. Pide más información. ¿Crees que una empresa que empieza un proceso de selección va a querer que cientos de candidatos les llamen por teléfono? Cualquier empresa ‘normal’ va a facilitar un correo electrónico o va a pedir a los candidatos que lleven su CV personalmente a la empresa, pero si te dicen que pidas más información por teléfono, no te fíes. Y si tenías dudas sobre si es un timo o realmente es necesario saber más detalles sobre la oferta de trabajo por vía telefónica, si el número comienza por 806 o con otros prefijos que suponen un coste definitivamente es una oferta falsa anunciada para estafar.
  2. Datos personales. En el momento que te piden datos personales sin haber hecho el más mínimo proceso de selección, no es una empresa legal. Generalmente lo máximo que te pueden pedir es un correo electrónico o un teléfono de contacto para avisarte si quieren realizar una entrevista de trabajo; pero sólo en el caso de que previamente ya les hayas enviado tu CV y carta de presentación. No ofrezcas bajo ningún concepto tu DNI o pasaporte así como el número de la seguridad social; muchas empresas utilizan los datos personales de postulantes que están siendo estafados para suplantar identidades y llevar a cabo actividades ilegales.
  3. Gana un sueldo ‘desde casa’. Qué fácil sería tener un trabajo en el que sin invertir dinero y simplemente desde nuestro ordenador pudiéramos ganar un sueldo. No te fíes de las candidaturas que ‘regalen’ un trabajo y mucho más si éste se realiza desde casa. Generalmente la estafa de estas ofertas falsas reside en que llega un momento en el que se pide al ‘empleado’ que ingrese una cantidad monetaria para poder formalizar el ‘contrato virtual’.
  4. Haz una encuesta y gana dinero. Muy parecida a la anterior se encuentra la ya clásica oferta de trabajo que te dice que ‘ganarás dinero haciendo encuestas’. Si no estás alertado, a cualquiera persona en paro le puede parecer muy suculenta la idea de ganar un sueldo de forma sencilla y sin invertir casi tiempo. ¿Cómo se aprovechan de los postulantes? Cobrándoles sin que éstos se den cuenta o teniendo accedo a sus datos personales o de consumo y poder enviarles publicidad abusiva o vendiendo información personal a otro tipo de compañías.
  5. Reserva tu candidatura. Te encuentras una oferta de trabajo perfecta: jornada laboral de lunes a viernes, buen sueldo, tareas a realizar sencillas; pero te dicen que si quieres reservar tu candidatura debes pagar una pequeña cantidad. Algún desempleado ‘desesperado’ puede pensar que merece la pena si la cantidad no es muy elevada, pero es que además de estafarte con el dinero que les ingreses estarán teniendo acceso a tu cuenta bancaria.
  6. Invierte hoy y gana mañana. Otra estrategia para publicar ofertas de trabajo falsas es animar a los candidatos a empezar un proyecto juntos ya que necesitan un perfil como el suyo. ¿El problema? Que la empresa es joven y todavía no tienen la liquidez suficiente como para pagarle el primer mes y que precisamente para hacer que el negocio arranque necesitan una pequeña inversión. ¿Qué obtiene el ‘candidato’? No sólo encontrar un puesto de empleo sino que le devolverán el dinero invertido con creces. Absolutamente falso; te estafaran el dinero y les habrás dado tus datos personales ‘en bandeja’.
  7. El trabajo perfecto, fuera de tus fronteras. Muchas empresas fraudulentas son conscientes de la desesperación de las personas paradas y saben que éstas están dispuestas a viajar a otros países con tal de ganar algo de dinero. Ante cualquier puesto empleo fuera de tus fronteras debes desconfiar, pero especialmente sobre aquellas ofertas que parezcan ‘perfectas’ y después te pidan un dinero para cubrir los gastos de transporte, alojamiento o trámites administrativos.