Hemos preparado una serie de consejos sencillos, que al aplicarlos, te ayudarán a ocultar cosas feas en casa, los resultados seguramente te agradarán y además esto expandirá tu imaginación y te enseñará que el buen gusto es cosa de intuición y de jugar mucho con lo que tienes disponible.

El router, el dispositivo que da señal wifi a toda la cosa, es sin duda alguna, uno de esos objetos de los que se puede prescindir, pero, además, por sus características propias, debe ubicarse en un área céntrica, de fácil acceso, donde si hay algún problema y debe ser reiniciado, cualquiera pueda hacerlo. Pero a pesar de su utilidad, definitivamente no es un elemento bonito que ayude a la decoración, puedes disimularlo utilizando la tapa de un libro viejo, así lucirá como un libro clásico y se verá realmente bien.

Otra de las cosas que no sabemos dónde poner, para que la casa luzca bonita, es el hábitat de nuestras mascotas, particularmente del gato, cuyo arenero expuesto sí que nos da dolores de cabeza. Pues tenemos una idea que funciona muy bien, se trata de esconder el arenero y los contenedores de agua y comida para nuestro felino en un mueble. Es una excelente idea para disimular aquellos elementos de tu casa que no te gustan demasiado.

Los cables son el problema más común cuando hablamos de esconder cosas del hogar, ya que son absolutamente necesarios. Si los cables son aéreos puedes usar regletas especialmente diseñadas para ocultarlos, si las pintas del color de la pared, pasarán totalmente desapercibidas, ahora, si los cables van por el rodapié, puedes sacar todo tu ingenio y construir elementos decorativos que los oculten, construir una especie de cerca, de esas que vemos en las comiquitas es una opción que puedes considerar. Pero, si los cables no van ni de forma aérea, ni por el rodapié, sino que atraviesan tu pared y no hay manera de cambiarlo, nuestra invitación es a hacerlos parte de la decoración, puedes diseñar una pared de acento, o un mural donde el cable sea un elemento más.

Las ideas son infinitas, sin embargo, aquí hemos seleccionado sólo algunas, ahora pon a prueba tu creatividad e ingenio y seguro que encontrarás muchas maneras de esconder lo más feo de tu casa.