Perros e hijos de perra (Arturo Pérez Reverte). Con su peculiar estilo y su mordaz ironía, Pérez Reverte recoge en este libro una serie de artículos sobre perros que ha publicado entre 1993 y 2014. Historias de perros con carácter narradas de una forma que no dejan a nadie indiferente.

Un clásico que no podía faltar en esta recopilación y que debería de ser lectura obligatoria para adolescentes, a pesar de la dureza de algunas de las cosas que nos enseña.

La llamada de la naturaleza/ La llamada de la selva  (Jack London). No podíamos dejar de nombrar nuevamente a London, cuyo nombre está unido a la literatura perruna de un modo inseparable. La historia de un perro que llevaba una feliz vida hogareña hasta que es secuestrado y obligado a tirar de un trineo, conociendo la crueldad humana, la de sus congéneres y la de la naturaleza en general. Una obra realmente escalofriante que todos los jóvenes deberían de leer.

Una historia que ha impactado y que se ha difundido a través de Internet y que nos llega ahora en forma de novela.

Un gato callejero llamado Bob (James Bowen). La historia real de un músico callejero de Londres que recoge a un gato pelirrojo al que encuentra herido. Decide cuidarlo y ayudarlo a pesar de que no estaba en la mejor situación para ello, pero finalmente el gato también le ayudará a él a mejorar su vida. Un libro divertido, a ratos cómico y a ratos enternecedor, que ha triunfado en Reino Unido y que ahora comienza su andadura de éxito en el resto de Europa y del mundo.

Y un pequeño clásico no apto para los más miedosos, que no me puedo resistir a añadir a la lista a pesar de todo.

Cementerio de animales (Stephen King). Aunque el cine de terror le ha hecho un flaco favor a los gatos, no podemos dejar de citar esta novela que fue llevada a la gran pantalla y que ha sido escrita por un auténtico maestro del género. Cuando Church,  el querido gato de Louis, muere este no se resigna y lo entierra en un lugar considerado mágico. A los pocos días Church está de vuelta en casa, pero ya no es el gatito al que tanto querían.