1) Pregúntate por qué quieres tener ese animal y no otro

Evidentemente, todos elegimos una mascota porque nos sentimos más identificados con ese animal que con otros. Pero la respuesta no puede ser simplemente que el animal te gusta.

También tienes que ser consciente del carácter de ese animal, de lo que esperas de él y de lo que estás dispuesto a darle. Por ejemplo, no puedes adoptar una iguana porque te gusten los reptiles y pretender que esta sea cariñosa, que te “haga caso” o que interactúe contigo.

En el mejor de los casos conseguirás ciertas reacciones del animal, pero desde luego no van a ser comparables en absoluto con las que puedes obtener de un perro o de un gato y si esto es lo que esperas, mejor escoge precisamente a un perro o a un gato.

2) Pregúntate si es legal tener ese animal en tu país

No todas las mascotas exóticas que se comercializan en Internet son legales. Tener a un animal que no está permitido en el país puede ser motivo de sanciones y de que este te sea retirado.

Por eso, antes de dar un paso que puede suponerte problemas y que además puede representar un riesgo para ti, para tu familia o para otras mascotas, es mejor que te informes.

Algunos animales exóticos traídos ilegalmente pueden tener enfermedades que causen problemas en personas y en otros animales.

3) Asegúrate de conocer bien las necesidades de tu mascota exótica

No se puede adoptar una iguana, por seguir con el ejemplo anteriormente propuesto, sin conocer las necesidades de este animal.

No se trata tan solo de saber qué es lo que come, también debemos de saber qué espacio necesitan para estar a gusto y crecer, en dónde debemos de situar su terrario o qué enfermedades son más proclives a padecer.

Las iguanas, por ejemplo, sufren a menudo problemas de piel que deben de ser detectados a tiempo y también pueden padecer de estrés, algo que muchas personas novatas en el cuidado de reptiles no se imaginan siquiera.

4) Comprueba que tienes un veterinario experto en este tipo de animales en tu ciudad

Imagina que tienes a tu iguana en casa y está enferma. ¿A dónde la llevarías? Es importante contar con un veterinario experto en animales exóticos que conozca a fondo las características del animal.

Así que todos estos puntos son importantes para determinar si realmente podemos adoptar una mascota exótica, para la que no siempre reunimos todas las condiciones necesarias y podría llevar al fracaso, algo que no deseamos nunca por el bien del animal. Es bueno informarse bien antes de adoptar uno de estos animales originario de otros países.