Por la forma en la que los chicos se mantienen en movimiento constante, la hiperactividad infantil también va acompañada normalmente de trastorno de atención o déficit, ya que no se trata de que el chico tenga problemas para aprender sino que enfocarse quizá le es difícil porque mantiene su atención en muchas cosas a la vez.

Síntomas de hiperactividad en niños

Para identificar con mayor claridad los niños que sufren hiperactividad, vamos a repasar los principales síntomas que suelen presentar quienes sufren este trastorno:

  • No se enfocan en una sola actividad.
  • Se distraen con mucha facilidad.
  • Son muy activos, corren, brincan, gritan, etc.
  • Pueden ser destructivos con su entorno, tirando cosas, rompiendo y quebrando.
  • Presentan dificultad para mantenerse quietos en sillas o sillones.
  • Pueden ser problemáticos en actividades donde deben estar tranquilos como la escuela o la iglesia.
  • Son niños impulsivos que hacen y dicen al momento, no reprimen nada.
  • Son chicos que no aceptan un no por respuesta, si desean un juguete o alimento, pueden ser muy efusivos al expresarlo.
  • Son impulsivos al jugar, aprender, al interactuar con otros niños y por ello puede que se sientan aislados.

No siempre la causa es la hiperactividad

Pero ojo, al igual que no podemos decir que un niño tiene asma por que se agita de vez en cuando, tampoco podemos diagnosticar a un chico con hiperactividad solamente porque este se llena de energía cuando come dulces o cuando está rodeado de sus amiguitos, ya que en esas ocasiones la excitación es normal, y si nos cuesta que el chico se quede tranquilo no es necesariamente signo de hiperactividad.

Pero si nos damos cuenta de que un niño se altera y se pone hiperactivo aun cuando no tiene estímulos fuertes que puedan alterarlo o que en definitiva no puede permanecer tranquilo o realizando actividades como dibujar, pintar o ver un programa de televisión, probablemente estemos frente a un chico hiperactivo.

Tratar la hiperactividad infantil

Acudir al psicólogo es recomendable porque los chicos hiperactivos pueden sufrir de baja autoestima pues sus notas pueden ser bajas o los regaños por parte de sus padres recurrentes, por lo que es recomendable acudir a un profesional para un diagnóstico y recomendaciones para tratar el problema.