Por eso dar respuesta a todas estas necesidades es también un trabajo que suele estar muy bien remunerado y suele ser muy solicitado. Bien vale la pena para aquellas personas habilidosas que saben arreglar de todo.

Uno de los servicios más solicitados es la fontanería no se necesita mucha inversión para iniciarse ya que con las herramientas mínimas que hay en cualquier hogar se puede dar solución a las pérdidas de agua, caños tapados, ampliación de la red, renovación de caños, etc. Es conveniente ser rápido en atender las urgencias ya que esa será una muy buena tarjeta de presentación conjuntamente con brindar un trabajo de calidad.

Una situación similar se da con los arreglo de electricidad para la cual tampoco se necesita un capital muy grande y la idea es solucionar todos los problemas eléctricos que se puedan presentar. En este caso se necesita contar con la certificación correspondiente como electricista para que el trabajo brinde confianza y seguridad.

Otro negocio sería dedicarse a arreglar el aire acondicionado para lo que se necesita una inversión mayor y conocimientos específicos, pero es lucrativo y con mucha demanda.

Otro tema en el hogar que requiere atención experta son los espacios verdes o jardines, aquí la inversión es mínima, salvo que se incluya la comercialización de plantas y el traslado para lo cual también se necesita vehículo. Se necesitan conocimientos de diseño si se quiere ofrecer también ese servicio.

Otro emprendimiento es ofrecer servicios de pintura para lo cual hay que conocer de tratamiento y recubrimiento de superficies, pinturas, mantenimiento de colores, pinturas para humedad, etc. Se puede anexar colocación de revestimientos y la inversión es poca ya que la pintura y los pinceles los pone el cliente y dependiendo de las alturas se necesita escalera o no, en todo caso se puede alquilar en un comienzo si no se posee.

Los servicios de albañilería son muy útiles también para reparar detalles, hacer remodelaciones, construcciones anexas, tabiques, sólo se necesitan conocimientos específicos de albañilería y algunas maquinarias que tienen un costo de medio a alto.

Y por último se encuentra el arreglo de electrodomésticos como planchas, microondas, cafeteras, secador de pelo, televisores, radios, equipos de música, etc., hay de donde elegir y seguramente habrá muchas solicitudes de arreglo. En este caso se necesitan varios conocimientos sobre todo de electricidad. No se necesita mucha inversión.

Para finalizar se puede armar un negocio que contemple todos estos, tipo centro de soluciones para el hogar donde el cliente llama y lo derivan con el especialista que puede ser siempre la misma persona o puede ser un grupo que trabajan en conjunto.