Existen algunos indicadores básicos a tomar en cuenta para evaluar la necesidad de contratar un jardinero, el primero de ellos es el tiempo que tengas disponible para dedicarse a las tareas de jardinería, la extensión del terreno donde se piensa instalar el jardín, luego encontramos las condiciones en las que se encuentra ese terreno, el diseño del jardín que deseas construir y por último el presupuesto del que dispones para desarrollarlo.

Tamaño del terreno

El tamaño del terreno es el indiciador principal para saber si requieres ayuda al momento de efectuar las actividades de jardinería, lógicamente, mientras más grande sea la parcela, mayores serán las tareas que debas efectuar. Entonces, si tu jardín es pequeño o mediano, quizá sea suficiente con solicitar colaboración para tareas específicas, pero si la extensión es más grande, es mejor que contrates a un jardinero o empresa de jardinería.

Tiempo disponible

Independientemente de la extensión del terreno, debes evaluar cuál es el tiempo disponible que tienes para dedicarte a la construcción y a los trabajos de mantenimiento que requiere el jardín. Así, si solo piensas dedicar un número de horas muy bajo por semanas, puede suceder que este tiempo no te alcance para hacer todas las tareas, en este caso tendrías que acudir a buscar colaboración de terceros.

Cuidado de las flores del jardin

Condiciones del terreno

Las condiciones en las que se encuentre el terreno, determinarán cuántas tareas deben llevarse a cabo para que esté apto para la siembra y el cultivo de plantas. Hay que evaluar el tipo de suelo, considerar la ejecución de trabajos de albañilería, como construcción de caminos, desmalezar la zona, retirar escombros y desechos, etc. Todas estas tareas pueden ser en mayor o menor grado, y pueden optimizarse con la ayuda de un jardinero.

Diseño del jardín

El diseño del jardín también determina la necesidad o no de un jardinero, ya que si solo piensas hacer un espacio sencillo, con la siembra de césped y colocación de algunas plantas decorativas, no necesitas mucha ayuda, mientras que si estás pensando en sembrar algunas plantas, cultivar hortalizas, productos naturales y hacer caminerías, deberás acudir a la ayuda de un profesional.

Presupuesto

Este es uno de los factores más importantes, ya que deberás evaluar de cuánto dinero puedes disponer para solicitar los servicios de un jardinero. En caso de que el dinero no sea suficiente, puedes ahorrar un poco, si en lugar de contratar un jardinero, contratas una empresa de jardinería por servicios específicos como instalación de tuberías de drenaje, electricidad, trabajos de albañilería, extensión de tierra vegetal, etc. Con estos criterios podrás determinar con un grado aceptable de acierto, si necesitas o no los servicios de un jardinero para llevar a cabo tu proyecto de construcción y desarrollo de un jardín.