Música para el desarrollo integral

La música estimula el desarrollo del lenguaje, estimula las posibilidades del movimiento y de a poco va formando al bebé en la sensibilización auditiva. En los niños ayuda a aprender a concentrarse a coordinar movimientos y desarrolla la motricidad gruesa y fina.

Otros aspectos que son estimulados a través de la música son por un lado las emociones, que son moldeadas y dirigidas de manera positiva y por el otro el desarrollo de la creatividad, que es muy importante para la vida ya que una persona que aprende a ser creativa luego trasladará esa creatividad a todas las áreas de la vida y hasta la usará para resolver problemas.

El ritmo debe estar siempre persente

En lo que se refiere al ritmo en la música también influye positivamente en el niño ya que actúa directamente en el área de la escritura, un niño con buen desarrollo rítmico tendrá una escritura correcta sabiendo separar las palabras y conociendo su acentuación ya que el ritmo es una organización de sonidos en el tiempo con diferentes intensidades y duraciones que desarrolla la organización mental.

Al elegir música para bebés se deben tener en cuenta algunas pautas:

  • Debe ser apacible sin estridencias.
  • El volumen no tiene que ser elevado sino suave e invitador al juego.
  • Es un momento compartido con mamá o papá de juego y aprendizaje mutuo, la música es el marco de esta situación.
  • Hay recopilaciones de canciones de cuna que han sido hechas con mucha calidad.
  • Lo mismo sucede con la música clásica, no es necesario comprar muchas obras sino que hay recopilaciones pensadas para niños donde figuran obras muy atractivas de escuchar.

Los niños están en condiciones de sensibilizarse con la música desde que están en el útero.