1. Museo del Louvre. El considerado ‘museo más visitado del mundo’ es uno de los atractivos principales de los turistas que viajan a París. Situado a orillas del Sena y ubicado en una antigua fortaleza del siglo XII, este espacio cultural recibe cada año unos 8 millones de visitantes. A pesar de contar con más de 300 mil obras de arte sólo se expone una décima parte de su patrimonio, entre la que destaca la famosa ‘Gioconda’ de Leonardo Da Vinci. Abre todos los días excepto los martes y el precio de entrada es de 12 euros; los menores de 25 años tienen acceso gratuito.

 

  1. Museo de Orsay. Dedicado al arte del siglo XIX, el Museo de Orsay es uno de los espacios que más visitantes amantes de la pintura acoge. Se inauguró en la década de los ochenta en el interior de una antigua estación de tren que se creó en el año 1900 y que llevaba abandonada varias décadas. Los ‘impresionistas’ y ‘post-impresionistas’ son los protagonistas principales de las exposiciones permanentes e itinerantes del museo. Abre de martes a domingo por un precio de entrada de 9 euros para mayores de 25 años.

 

  1. Petit Palais. Para los que quieran conocer de cerca el ‘París más cultural’ pero ahorrar dinero en sus vacaciones, les recomendamos que visiten el interior del Petit Palais ya que su entrada es totalmente gratuita. Está situado en el corazón de la capital, entre el edificio de Los Inválidos y Los Campos Elíseos, y sus exposiciones ofrecen los mejores ejemplos de escultura, arquitectura y pintura de los últimos siglos.

Interior del Museo del Louvre

  1. Centro Pompidou. Con una curiosa fachada que atrae todas las miradas de los viandantes, el Centro Pompidou se convierte en el espacio dedicado al arte moderno y contemporáneo más importante de la capital francesa. Un recorrido fuera de lo común por este gran museo de siete plantas donde los visitantes conocerán las obras de arte más extravagantes, peculiares y hermosas de los últimos años. Abre todos los días excepto los martes por un precio que oscila desde los 9 hasta los 13 euros por persona.

Centro de Pompidou, con una curiosa fachada

  1. Museo Rodin. Por las céntricas calles de París y rodeado por unos extensos y cuidados jardines está el Museo Rodín; un gran palacio cuyo interior alberga las más variadas pinturas, esculturas, dibujos y objetos antiguos. Aunque el artista principal de las muestras del museo es Auguste Rodín, también tienen cabida otros importantes virtuosos del siglo XIX y XX. Abre todos los días excepto los lunes, entre las 10 y las 18 horas, por un precio de entrada de 9 euros para mayores de 25 años.

Museo Rodin, con unos jardines que podemos visitar también

  1. Museo de Cera. Conocido oficialmente como el Museo Grevin, el también llamado Museo de Cera es el preferido por los turistas que viajan en familia ya que especialmente a los más pequeños les encanta hacer este recorrido viendo a los personajes más famosos ‘frente a sus ojos’. Hay más de 500 figuras hechas con cera que con un verdadero realismo están repartidas por diferentes zonas y salas del interior. Abre todos los días entre las 10 y las 19 horas y el precio de entrada es de 15 euros para menores de 14 años, 19 euros para estudiantes y 22 euros para adultos.
  2. Museo de Arte Moderno. También a orillas del Sena está uno de los centros culturales dedicados a las obras de arte más importantes de los últimos tiempos: el Museo de Arte Moderno. El acceso al interior es gratuito, aunque según las exposiciones que quieran visitarse habrá que pagar una entrada alrededor de los 5 y 10 euros. No te pierdas este gran espacio donde se concentran alguna de las mejores obras de Matisse, Braque o Picasso; entre muchos otros.
  3. Museo Picasso. Y precisamente el pintor español Pablo Picasso cuenta con su propio museo en la capital de Francia. Está en el interior del Hotel Salé y desde mediados de la década de los ochenta reúne sus principales esculturas y pinturas así como todo tipo de información acerca de la vida personal y profesional del artista.