Es uno de los museos más visitados en Ámsterdam, con una afluencia de aproximadamente un millón y medio de personas al año. Una de las razones por las cuales este museo tiene tanta fama es porque contiene más de 200 obras de Van Gogh, convirtiéndose en el mayor museo especializado en este pintor. Quienes disfruten del arte de este holandés, pasarán un excelente rato allí.

Antes de convertirse en un genio del Impresionismo, Vincent fue un niño nacido en Groot Zundert, una ciudad de horticultores ubicada al sur del país, en la frontera con Bélgica. Creció y fue educado en un internado, hasta llegar a encontrar en la pintura su verdadera vocación. Durante su existencia tuvo distintas crisis, que incluso le llevaron a cortarse la oreja izquierda. Aun así, pasó toda su vida pintando. Al momento de su prematura muerte, cuando tenía 37 años, dejó más de 900 pinturas y más de 1100 dibujos.

Espacio interior del museo Van Gogh

El Museo Van Gogh fue inaugurado en 1973 y cuenta con dos edificaciones. La original fue concebida por el arquitecto Gerrit Rietveld. El ala de exposiciones, en cambio, fue iniciada por Kisho Kurokawa y finalizada por Gojko.

Esta pinacoteca contiene más de 200 obras de Vincent Van Gogh, de todos sus períodos, y alrededor de 400 dibujos. La exhibición permanente se divide en cinco etapas según los lugares de residencia del artista al momento de la creación: Holanda, París, Arles, Saint Rémy y Auvers-sur-Oise. Aquí podrás encontrar el famoso cuadro titulado Los Girasoles, aunque muchas de sus otras obras conocidas se encuentran repartidas en varios museos del mundo.

En la primera planta del museo se expone la historia del artista contada en cuadros. Las pinturas se encuentran ordenadas de forma cronológica, de forma que se puede observar la evolución técnica de Van Gogh y el cambio de temáticas con el paso del tiempo. En sus inicios como pintor, sus obras estaban relacionadas son la vida campestre. Sin embargo, en sus últimos días, el artista pasaba por un cuadro mental complejo y sus obras fueron el fiel reflejo de su estado psíquico.

Algunas obras de arte que encontraremos en el Museo Van Gogh

En la segunda planta se exhiben algunas investigaciones realizadas sobre las obras de este genio, ya que muchos se atribuían falsamente la autoría de cuadros del holandés. Van Gogh tuvo muchos imitadores luego de su muerte, aunque en vida no gozó de tal fama y solamente vendió un cuadro.

Finalmente, en la última planta, se muestran obras de artistas contemporáneos a Van Gogh, creadas en el siglo XIX.

El Museo Van Gogh es el más visitado en Ámsterdam, por ello es esperable que haya extensas filas para ingresar. Para evitarlas, es mejor llegar muy temprano o a última hora.

Cómo llegar

El Museo Van Gogh se ubica en Museumplein. La dirección es Paulus Potterstraat 7.

Para llegar allí se pueden tomar las líneas de tranvía 2, 3, 5 y 12, descendiendo en van Baerlestraat.

Horarios

El museo abre todos los días de 10 a 18 horas, a excepción de los viernes que cierra a las 22 horas.

Precio de la entrada

Los adultos deben abonar 15 euros. Los menores de 17 años inclusive no abonan.