Si de primeras impresiones se trata, este museo se lleva el premio. Con solo entrar al museo uno se encuentra con el Gran Atrio de la Reina Isabel II. El efecto luminoso de este espacio se debe a un techo compuesto por miles de cristales de vidrio con la forma de panal. Esta obra maestra arquitectónica de Norman Foster fue inaugurada en el año 2000. Es  la plaza cubierta más grande de Europa. En esta sala se pueden apreciar varias esculturas.

Zona interior del museo

Puntos de interés del Museo Británico

En el Museo Británico se encuentra la Piedra Rosetta. Ésta es, sin duda, una de las grandes protagonistas del museo. Este piedra de 114 cm. por 72 cm. es una joya de la historia mundial porque gracias a su descubrimiento, en 1799 durante una de las campañas de Napoleón, fue posible descifrar la escritura de jeroglíficos. La estela está escrita en 3 idiomas distintos y esto dio la clave para entender esta escritura.

Siguiendo con el mundo egipcio, este museo guarda en su interior, la estatua de Ramsés II. Esta estatua proviene de un templo de Tebas de 1250 a.C.

Yéndonos a la época medieval, aquí podemos encontrar un ajedrez muy conocido. Fue hallado en una playa en la Isla de Lewis, en Escocia. Se data del SXII. Sin embargo, se ha vuelto un objeto de culto porque inspiró al utilizado en la película de Harry Potter y la piedra filosofal. Este delicado set de ajedrez está hecho de marfil.

Relieves de otras civiliazaciones de la historia del Museo Británico

Otra imponente escultura del museo es el Moai de la Isla de Pascua. Verla es automáticamente sentirse transportado a uno de los lugares más remotos y solitarios de la tierra. El pequeño HoaHakananai’a, como es llama esta estatua, pesa 4 toneladas.

Finalmente, hay que ir  darse un paseo frente a la Ola de Kanagawa. Esta impresión, repetida hasta el cansancio, es un grabado japonés. El nivel de detalle y los colores hacen de esta obra una belleza.

¿Qué les parece? El Museo Británico de Londres tiene muchas más joyitas para descubrir. Acérquense y dense un paseo por allí. Además, dato importante, ¡su entrada es gratuita! Eso sí, comprueben los horarios de visita, que en Londres los museos cierran temprano.