Recorrido por Murano: qué ver

Antiguamente las familias dedicadas a la producción de cristal tenían sus talleres en casas de madera en las calles de Venecia, pero debido a las altas temperaturas que el vidrio alcanzaba, se produjeron varios incendios. Por lo tanto, los habitantes y fabricantes decidieron trasladarse a un lugar cercano pero alejado de la población de Venecia para evitar más riesgos de incendio. El lugar elegido fue la Isla de Murano que hasta entonces estaba deshabitada, pero desde hace ocho siglos y hasta nuestros días, se ha convertido en uno de los puntos de interés principales para los que viajan a Venecia. La isla está a tan sólo un kilómetro y medio de la ciudad de Venecia y cuenta con importantes monumentos además de numerosos atractivos relacionados directamente con el cristal.

  • Museo del Vidrio. Uno de los espacios más importantes y turísticos de Murano es el Museo del Vidrio de la isla. Aquí se exponen más de 4 mil objetos de cristal, entre los que destaca una gran lámpara de cristal con más de 300 kilos de peso.  Se fundó a mediados del siglo XIX para que los visitantes tuvieran acceso a todo tipo de información y conocer todos los secretos de este antiguo y respetado oficio. El museo expone objetos de diversas épocas, algunas incluso del Antiguo Egipto. Abre todos los días, excepto los miércoles, entre las 10 y las 17 o 18 horas, dependiendo de la época del año en la que se visite. El precio de entrada es de unos 5,50 euros para la tarifa normal y de 3 euros para los visitantes que accedan con entrada reducida. 

Museo del Vidrio en Murano

  • Fábricas de cristal. Uno de los principales atractivos de Murano son sus numerosas fábricas donde se producen todo tipo de objetos del más fino y carísimo cristal. Mientras paseas por las calles, las personas que trabajan con el vidrio te ofrecerán ver una demostración de cómo se realizan estas piezas para que más tarde ‘eches un vistazo’ a lo que exponen en sus tiendas y adquieras alguno de los artículos. Los maestros en este oficio abren las puertas de sus talleres todos los días a los visitantes desde por la mañana hasta las 15 horas aproximadamente y generalmente de forma gratuita. En ocasiones, piden una cantidad ‘voluntaria’ por ver la demostración que suele rondar los 2 euros por persona.

Fábrica de cristal

  • Basílica de Santa María y San Donato. Se trata de una de las construcciones religiosas más antiguas de los alrededores de Venecia. La basílica de Santa María y San Donato se reconstruyó en el siglo XII sobre los cimientos de una antigua iglesia del siglo VII y hoy en día es uno de los monumentos más visitados de Murano. Está ubicada en el llamado ‘Campo San Donato’ y está abierta al público todos los días entre las 8 y las 12 horas y en horario de tarde entre las 16 y las 19 horas; exceptuando los domingos que varía su apertura en función de las misas que vayan a tener lugar.

Basílica de Santa María en Murano