• Multiplicación por siembra: Esta  operación consiste en obtener nuevas plantas a través de la siembra de semillas. Es importante que las semillas provengan de plantas sanas.  La recolección de estas semillas se debe hacer antes de que el fruto madure ya que pueden ser dispersadas por agentes atmosféricos.  Normalmente se suelen dejar secar a la sombra de la misma planta para después  colocarlas en saquitos de tela con su correspondiente etiqueta. La época mejor para sembrar viene determinada por la maduración.
  • Multiplicación por división de pies: Cualquier agricultor utiliza esta operación para plantas  que no pueden ser reproducidas por plantación de semilla y sobre todo para plantas que tardan mucho tiempo en germinar. Esta operación consiste en obtener otra planta con la división alguna parte de ella. La división suele realizarse en los meses de marzo y abril.
  • Multiplicación por Acodo: Es la operación  por la cual se hace desarrollar raíces adventicias en determinados puntos de una rama para que llegado el momento oportuno se pude cortar.  Una vez arraigada constituirá un nuevo individuo. Es importante para esta especial opera ración contar con bastante humedad y calor del suelo. Esta operación se lleva a cabo para cultivos de fresa, vid, peral el Japón….etc.
  • Multiplicación por Estaca: Esta operación es aquella en la que se obtiene una nueva planta a partir de la parte leñosa o herbácea de un vegetal. Es una  operación muy empleada en horticultura cuya mejor época es a fines de invierno por lo general. Se multiplican por estaca a cultivos de vid, grosellero, membrillo…..etc.
  • Multiplicación por Injerto: Es una operación que consiste en implantar una rama de un vegetal en otro con el objetivo de multiplicar determinadas variedades además se utilizar para la substitución de ramas desparecidas por cualquier causa. La época mejor son los meses de marzo, abril, agosto o septiembre. Sin olvidar mencionar que los injertos deben preceder de vegetales con la misma organización análoga.