Te estoy hablando de los muebles de contrachapado, que en su interior llevan a menudo cartón ondulado. Este tipo de cartón es muy resistente y muy barato, lo que permite abaratar los costes de los muebles y poder ofrecerlos a precios muy competitivos. Encontramos este sistema en mesas, puertas de paso, puertas de alacenas e incluso en los asientos de muchas sillas.

Ahora que sabes que ya estás disfrutando de muebles de cartón, al menos parcialmente, ¿te parece tan arriesgado pensar en un mueble realizado íntegramente en cartón? Seguro que ya empiezas a verlo con otros ojos.

El cartón es mucho más resistente de lo que pensamos, un ejemplo lo tenemos en los expositores publicitarios. Todos hemos visto expositores de publicidad en los que se colocan cajas de cerveza, bidones de agua o todo tipo de objetos pesados y que se mantienen perfectamente firmes.

Precisamente, del mundo de la publicidad llegaron los primeros muebles en madera realizados como forma de promoción de una marca determinada. Las mesas y sillas para salas de espera en las que luce el logo de una marca patrocinadora son un buen ejemplo de esto. También los estantes con divertidas formas que algunas marcas han sacado para promocionarse como ecológicas y amigables con el medio ambiente.

Lleva el cartón a tu casa

¿Por qué no utilizar los muebles de cartón como estanterías en casa? ¿O incluso como mesas? Quizás estés pensando en que no te gusta demasiado su aspecto, pero este puede variarse. Aunque la tendencia en los muebles de cartón es que se vea que son de cartón, es evidente que esto no gusta a todo el mundo. Pero el cartón puede decorarse, tratarse e incluso pintarse sin dejar de ser ecológico ni perder cualidades.

Al contrario, puede ganar en resistencia gracias a una capa de pintura que le ofrezca el color y el aspecto buscado. Incluso se puede hacer que parezcan realizados en madera gracias a los acabados barnizados.

Hoy ya hay varias casas especializadas en este tipo de muebles que ofrecen, por ejemplo, sofás hasta de tres plazas realizados en cartón, muebles para la televisión y mesas de centro con lo que amueblar una sala de estar juvenil y desenfadada. Por muy poco dinero, una persona que comienza a vivir sola puede amueblar su sala dándole una imagen perfecta y consiguiendo unos muebles modernos y muy originales.

Una de las opciones más vendidas son las mesas y pupitres para niños, que se quedan pequeños en muy poco tiempo y que de este modo salen muy baratos, pudiendo cambiarse por un modelo más grande según el niño vaya creciendo.

No olvidemos que el cartón es además un material muy ecológico, por lo que estaremos contribuyendo al cuidado del medio ambiente al utilizar estos muebles que, una vez que han cumplido su misión, se pueden reciclar nuevamente.