Los gatos de la calle pasan frío y muchas penurias. Suelen esconderse debajo de los coches para resguardarse de la lluvia y de los perros. Pero el calor que desprenden los motores recién apagados puede ser realmente tentador. Escurridizos como ellos solos, logran colarse en el interior de los motores buscando el calor que desprenden. En algunos casos no consiguen su objetivo y se queman seriamente con los tubos de escape.

Pero sus peores problemas vienen cuando consiguen introducirse en el motor. Allí, sintiéndose calentitos y a salvo se quedan dormidos y, en ocasiones, no son conscientes de que alguien se introduce en el coche para poner el motor en marcha. Según cómo estén situados, esto puede suponer su fin.

Control de gatos callejeros

Lo ideal para evitar este problema sería controlar bien las colonias de gatos callejeros. La esterilización es una de las mejores maneras de hacerlo. Si las colonias están controladas y el número de animales es estable, serán mejor aceptados por la gente y es posible construirles pequeños refugios para que estén a salvo y calientes.

Este trabajo, que suelen realizar voluntarios de protectoras, no solo contribuye al bienestar de los gatos, también ayuda a que no haya plagas de roedores en la zona. Al ser animales esterilizados no habrá molestos maullidos de celo ni peleas de los machos para cortejar a las hembras.

Sin duda, los refugios son una buena manera de que los gatos de la calle estén mucho más tranquilos, pero en absoluto impiden que uno de ellos pueda meterse en un motor. Siguen siendo demasiado atractivos para evitarlo, especialmente en invierno. Por eso es buen saber qué se puede hacer para evitar que el animal acabe muerto.

Y la verdad es que se trata de un procedimiento sencillo que todos podemos hacer y que se puede convertir en parte de la rutina diaria.

¿Qué se puede hacer para evitarlo?

Evitar que un gato muera por culpa de un motor es tan fácil como dar un par de golpes secos sobre la chapa antes de subirse el coche. Si se golpea justo contra el motor el gato se despertará, se asustará y saldrá corriendo salvando así su vida.

Pero por si hay gente a la que la vida del gato le importe poco, se le puede explicar que no solo se matará al animal, también se puede dañar gravemente el motor causando una avería muy seria y cara de reparar.

Sea por amor a los animales o solo por amor a tu coche, dale unos golpes a la chapa antes de subir y asusta a los posibles gatos que pueda haber en el interior. Gracias.