Un poco de historia

Para quienes conocen el surf deben saber algo sobre su historia y como comenzó, pero si no eres uno de ellos, igual te contaremos algo de la historia de este deporte tan popular. Esta práctica se originó en Hawái en 1920, su creador fue Duke Kahanamoku, quien fue conocido como el padre de los deportes acuáticos. Como muchos saben, el surf es un deporte que se basa en deslizarse sobre una tabla, manteniéndose de pie, con el mayor equilibrio posible, mientras manejamos una ola durante el mayor tiempo posible.

Aquellos que decidan seguir esta disciplina deben haber practicado natación, o por lo menos saber nadar perfectamente, y por supuesto conocer muy bien el mar. La primera proeza que se lleva a cabo al comenzar a practicar surf es apoyarse sobre la tabla boca abajo, adentrándose al agua con la ayuda de los brazos, de esta forma los deportistas van levantándose poco a poco hasta lograr subirse a la tabla, tratando de mantener el equilibrio, con la ayuda de los brazos extendidos.

Cuando los surfistas logran adentrase al mar, una vez que tomen una ola comienzan por deslizarse a través de la pared de la misma, es decir por su lado frontal, ya que es por esta parte donde esta se rompe, luego se pasa a subir a la cresta , y finalmente se desciende de nuevo por la pared de la ola.

Los moto surfistas

Los practicantes del moto surf tienen ciertas semejanzas con los surfistas, ya que ellos también deben usar el equilibrio para lograr ponerse de pie sobre la moto, esto una vez que ya han adquirido cierta velocidad. Subirse sobre la motocicleta no es tarea fácil, se debe tener experiencia con ellas.

Primero se deben usar las manos para apoyarse sobre el manubrio de la moto, e ir levantándose poco a poco, hasta lograr ponerse de pie, manteniendo el equilibrio, con un pie sobre el asiento y el otro sobre el tanque de la motocicleta. El moto surf se lleva a cabo principalmente en carreteras poco recurridas, o solitarias, y estas deben ser planas y rectas.

Para practicar este deporte se requieren de expertos en el área, ya que está calificado como extremo y en ocasiones peligroso, debido a algunas condiciones climáticas, aunque suele ser un deporte lleno de adrenalina y que permite liberar muchas tensiones y miedos. Si desean practicarlo debe hacerse bajo supervisión profesional y usando las medidas de seguridad necesarias para garantizar completa protección.