Ingredientes

Para la masa

  • 100 gramos de harina común
  • 60 gramos de Golden syrup (puedes usar mil de maíz o agave)
  • ½ cucharada de agua
  • Una pisca de bicarbonato
  • 28 gramos de aceite de cacahuate o girasol

Para el relleno

  • 400 gramos de pasta de alubias adzuki*
  • 2 huevos para barnizar
  • Moldes para mooncake

*Cómo hacer pasta de alubias adzuki

Para completar esta receta de mooncakes chinos, es necesario explicarte cómo puedes conseguir la pasta de alubias adzuki, algo que podrás conseguir con unos sencillos pasos que te explicamos a continuación.

En una cacerola ponemos en remojo 200 gramos de alubias adzuki, por una noche o por lo menos 12 horas. Colocamos los frijoles en una cacerola con agua nueva, y llevamos a fuego alto hasta que hierva. Retiramos las alubias o frijoles del fuego y drenamos el agua. Vertemos agua nueva y llevamos de nuevo al fuego. Repetimos esta operación por lo menos tres veces para dejar cocinar las alubias una cuarta ocasión hasta que estos estén blandos y se puedan aplastar con los dedos.

Pasta de alubias adzuki

Bajamos el fuego a medio, as alubias tendrán poca agua porque la mayoría se deberá evaporar en la cocción. Agregamos 200 gramos de azúcar común y cocinamos revolviendo constantemente hasta que se forme una pasta densa y se vea el fondo de la cacerola. Dejamos enfriar y separamos en bolas pequeñas la pasta.

Cómo hacer el mooncake

Combinamos los ingredientes de la masa hasta obtener una pasta un poco firme. Dejamos reposar la masa tapada con plástico por lo menos 30 minutos.

Tras la media hora, separamos la masa en bolas medianas, calculando que con ellas cubriremos las bolas de pasta de adzuki que preparamos previamente. Con las manos esparcimos la masa formando una tortilla, y cubrimos por completo cada bola de pasta adzuki, procurando que la cubierta sea pareja.

Ahora, con la ayuda del molde para mooncake bien enharinado, presionamos la bola de pasta y masa formando el pastel, este debe quedar plano y con los relieves del molde bien definidos. Si no cuentas con estos moldes tradicionales chinos, puedes dar forma a los mooncake con moldes para chocolate, moldes para fondant o moldes para galletas.

Colocamos en una charola para galletas con papel encerado cada mooncake y repetimos el proceso con todas las bolas. Cocinamos por 10 minutos a 180 grados centígrados, sacamos los pasteles del horno y barnizamos con huevo. Llevamos los mooncakes al horno por otros 10 o 15 minutos hasta que estén dorados.

La receta tradicional recomiendo comerlos 3 o 4 días después de cocinarlos para que los mooncake estén blandos y tiernos, pero también se pueden degustar al momento.