Las etapas del parto

El proceso se divide en 3 etapas:

  • En la primera etapa, la mujer empieza a sentir las famosas contracciones, a su vez, las contracciones regulares que suelen sentirse durante el proceso de embarazo ya hace rato que debieron dejar de percibirse.
  • Estas contracciones deberán sentirse muy seguido, no antes de 3 o 4 minutos entre contracción y no más de 15 minutos. Además su duración e intensidad irán incrementándose de forma paulatina.
  • Poco a poco ocurre la dilatación del cuello uterino (todo esto puede durar más si la madre es primeriza, sino el proceso es un poco más ágil) hasta llegar a los 10 centímetros y el borramiento del cuello.
  • Luego sigue el descenso y nacimiento, en donde el bebé recorre el canal de parto hasta el exterior, asistido por las contracciones uterinas, abdominales y los pujos de la madre.
  • Finalmente sigue la fase de alumbramiento, con la expulsión de la placenta, el cordón umbilical y las membranas, etapa que puede durar hasta media hora.

Control médico durante el parto

Todos los centros asistenciales de parto deben contar con los procedimientos de control y atención del parto, la madre y su bebé.

Entre ellos están la auscultación, que implica controlar la frecuencia cardíaca del bebé a través de un estetoscopio o ultrasonido. La dinámica uterina, que es el control de las contracciones del cuello uterino. Control de signos vitales de la madre y del bebé. Y el tacto vaginal, pero por su carácter invasivo trata de limitarse y que solo lo haga la matrona.

El apoyo en esta etapa es muy importante, y está demostrado que tanto el apoyo profesional como afectivo tienen beneficios tales como necesidad de usar menor cantidad de anestesia, menor cantidad de partos con cesárea, y el post parto lo sienten mucho mejor que estando solas.

La pareja de la mujer (sea hombre o mujer) juega un papel importante, y es muy conveniente que pueda asistir al proceso de parto. Reducen el riesgo de sufrir complicaciones y la necesidad de utilizar instrumentos quirúrgicos, como fórceps, para asistir al parto.

Por último, no siempre durante el parto sale todo bien, existen complicaciones que pueden retardar el parto o incluso ser fatales. Es por eso que los médicos deben actuar de manera rápida ante cualquier eventualidad.