La minuta no obligatoriamente tiene que ir de una manera específica, esta puede adaptarse a los gustos de los novios así como el estilo de la boda y los colores que en ella se usarán. Sin embargo,  para gustos colores así que si ustedes son unos de los que aún desean las minutas clásicas entonces el diseño deberá ir a juego con la de las invitaciones y el resto de la papelería elegida.

Las minutas suelen colocarse en cada sitio del invitado para que este pueda verlo apenas entre, aunque algo que puedes hacer en el caso de considerar que no es necesaria la impresión de tantas minutas o para ahorrar un poco, es colocar la minuta en el centro de cada mesa de una manera creativa y llamativa para que así todos lo vean sin que tengas que hacer una para cada uno.

Existen dos tipos de minutas que puedes hacer, las cuales son formales e informales. Las primeras son rectangulares y muy sencillas, utilizando un papel que sea de color crema y esta suele ir con la palabra “Menú” además de un símbolo referente a la boda. Mientras que las segundas no son tan tradicionales pero siguen conservando su elegancia y estilo, no hay que caer en los descuidos y la mediocridad. Se hacen con papel de cartulina, ya sea en forma de díptico o tríptico, llevando en el interior de estas el contenido del banquete y admite múltiples diseños

Asimismo, el diseño de las minutas puede dejarse encargado a la misma imprenta que realizará el resto de la papelería para que de esta forma se mantenga la armonía de tipografía y no hallarnos con diferencias muy notorias entre unos y otros que puedan dañar la belleza estética puesto que para estas ocasiones es sumamente importante cuidar todos los detalles.

Por otra parte, el tamaño de las minutas dependerá mucho de las dimensiones que tengan las mesas y las decoraciones que estas posean para que no se vea el conjunto muy recargado a causa de las minutas. Los nombres de los novios deberán ir en la portada o en la cabecera, dependiendo del diseño de la minuta, junto con la fecha de la boda.

A la minuta se le puede agregar una pequeña nota de agradecimiento para los invitados y cada texto de ella ha de ser escrito de una manera legible y sobra decir que debe ser escrito con una buena ortografía.  La descripción de los platillos ha de ser lo más simple posible, colocándose en el orden en el que serán servidos junto al orden de los vinos. 

Lo primero que se coloca son los aperitivos, aunque estos no son obligatorios servirlos así que queda a tu elección, para luego pasar a los platos principales, seguidamente del postre y por último, las bebidas. Cabe destacar que si están pensando en realizar una cena posterior al banquete, entonces lo preferible es que la incluyan también en la minuta.