La sala estar de nuestra casa o piso es uno de los espacios más importantes, ya que sirve para recibir visitas, conversar con amigos y familiares e incluso disfrutar de algún aperitivo, ver un programa de televisión o películas. Por ello, te presentaremos algunos consejos clave para decorar tu sala con minimalismo.

  • Muebles con formas geométricas: Una de las características principales del minimalismo es que prefiere las formas geométricas para cada uno de los aspectos que se utilicen en la decoración. Por ello, al momento de elegir los muebles, debes elegir este tipo de formas, especialmente lo cuadros y los rectángulos. Esto generará el efecto equilibrado y limpio propio de esta forma de decoración, permitiendo un mejor aprovechamiento del espacio.
  • Contraste de colores: Al momento de elegir los colores para decorar tu sala con estilo minimalista, debes tener en cuenta que el blanco es el principal color de esta corriente, así que puedes elegir colores claros a partir de una pequeña paleta con diferentes opciones. Sin embargo, no debes olvidar los colores oscuros, ya que justamente para que se genere el contraste debemos elegir un color más fuerte. En algunos casos, la clásica combinación del blanco y negro puede ser una buena opción, o también podría elegirse alguna tonalidad del rojo, azul, o gris.
  • Texturas lisas: Otro aspecto que no debes pasar por alto es elegir texturas y superficies lisas. Por ejemplo, la tela del tapizado de los muebles no puede ser estampada, ya que no se correspondería con este estilo decorativo. Las superficies lisas aportan un toque moderno a la decoración, mucho más si se utilizan es telas especiales como el cuero. Igualmente, si necesitas cocinas para tu sala, toma en cuenta el mismo principio al momento de elegir.
  • Pocos objetos decorativos: Para elegir el resto de los elementos en tu sala, recuerda que el estilo minimalista se caracteriza por usar pocos objetos decorativos, así que elige un número de objetos en función del espacio que tengas disponible. La idea es lograr la sobriedad y el equilibrio que son distintivos de dicho estilo.