Como ya explicamos en nuestro artículo sobre los tipos de miel que existen, existen mieles que se producen de la extracción que hacen las abejas del polen de una determinada flor en su entorno, y en el caso de la miel de eucalipto, esta se produce de la floración de este árbol.

Abeja posándose sobre la flor del eucalipto

Propiedades de la miel de eucalipto y sus beneficios para la salud

Esta miel tiene diversos beneficios entre los que podemos destacar estos tres principalmente.

  1. Es digestiva: un tecito de manzanilla endulzado con miel de eucalipto es un digestivo natural que viene perfecto para después de comer o tras una cena fuerte. O para empezar el día con un estómago ligero y mucha energía para realizar ejercicio, acompañar el desayuno con esta miel nos vendrá de maravilla.
  2. Nos proporciona energía: las mieles son fuentes de glucosa que se transforma en energía por consumir. Un vaso de agua con miel de eucalipto después de realizar ejercicio o cuando necesitemos concentrarnos nos aporta fuerza y complementa nuestra alimentación diaria.
  3. Combate la gripe y otros males: los tés e infusiones se recomiendan para tratar la gripe pero adicionarlas con azúcar refinada no solamente nos aporta calorías extras sino que no nos ayuda en nada a la curación. En cambio la miel de eucalipto nos es útil para combatir la gripe, los resfriados, las infecciones de garganta y respiratorias así como el asma y la tos por sus propiedades que podemos ver más detalladamente a continuación.

Las afecciones respiratorias se combaten con esta miel porque es balsámica, antinflamatoria, expectorante, aromática y antiséptica, por lo que viene perfecto con las plantas que también comparten estas propiedades como la manzanilla, el jengibre o tilo entre otras varias.

Otra forma de consumir esta rica miel es añadirla junto a avena, a pan tostado en el desayuno o en postres y galletas para acompañar la hora del café, y como se trata de un dulce natural, también podemos elaborar golosinas con ella para saborear un gustito dulce. Pero eso sí, evitemos excedernos con esta miel para evitar problemas de glucosa.