Estas son algunas de las razones por las que no se logra conciliar el sueño y los respectivos remedios naturales a base de hierbas para ayudar a solucionarlo.

Insomnio por jet lag

Cuando se viaja uno de los problemas a los que se enfrenta el cuerpo es el cambio horario. En nuestro interior tenemos un reloj virtual que regula todas nuestras funciones y, cuando viajamos en avión, nos desplazamos a una velocidad que no es natural para nosotros y que por tanto nos hace entrar en otras bandas horarias. Esto hace que nos desajustemos y que por ejemplo, no tengamos sueño al llegar la noche.

Este mismo problema lo tienen las personas que trabajan a turnos y que tras estar una semana con horario de mañana pasan a trabajar por la noche y dormir a la mañana o al contrario. El cuerpo también se desajusta y suelen aparecer los problemas de sueño: Valeriana, pasiflora y vitamina B6. Aunque la vitamina B6 no es una planta, es una gran ayuda natural cuando hay problemas de jet lag. Se puede adquirir en herboristerías y tomar junto con la infusión.

Insomnio por estrés

Todos tenemos estrés en algún momento de nuestra vida y no es algo que tenga que ser necesariamente negativo. El estrés es una defensa natural que nos hace estar en alerta y más activos cuando es necesario. Nos ayuda, por ejemplo, a no bajar la guardia en situaciones de peligro.

Pero cuando es excesivo o muy continuado el estrés comienza a causar problemas en la persona, entre ellos impide que se pueda dormir con normalidad. Es importante tratar de desconectar todos los días al menos un poco de los problemas cotidianos para poder bajar esos niveles de estrés y convivir mejor con ellos. Esta infusión también ayuda: Lavanda, tilo y hierba gatera. Además de ayudar a conciliar el sueño relaja mucho la mente.

Insomnio por ansiedad

Cuando hay algo que nos preocupa los nervios hacen su aparición y comenzamos a tener problemas para dormir. Justo en la noche es cuando no tenemos nada que nos distraiga y nuestros pensamientos se dirigen una y otra vez al tema que nos agobia. En esta situación es muy difícil dormir.

La ansiedad se diferencia del estrés porque mientras que el estrés desaparece una vez que desaparece la causa, la ansiedad es ya crónica. Un estrés continuado puede acabar degenerando en ansiedad si no se lleva correctamente.

Es importante tratar de relajarse con ejercicios antes de dormir encaminados a la relajación del cuerpo pero sobre todo de la mente, como el yoga o la meditación. En cualquier caso, esta mezcla de hierbas puede ayudarnos a dormir mucho mejor: Hierba de San Juan, manzanilla y valeriana. Una mezcla potente que ayuda a dormir y a estar más relajado durante el día. No se debe de mezclar con otros medicamentos.