Generalmente esta tendencia consiste en utilizar dos estilos y mezclarlos pero siempre es importante elegir a uno de los dos para la base de la decoración. Por otro lado este esta tendencia puede ayudarte a crear un estilo muy personalizado y sobre todo de manera económica.

 El mezclar estilo puede llegar a ser todo un éxito en la decoración de tu hogar pero debes conocer ciertos aspectos y consejos para que no falte la armonía en el conjunto. Por ejemplo si mezclas estilos que no tengan mucho en común deberías escoger unos colores neutros para equilibrar  un poco esa diferencia la estancia. En ese sentido es también importante que   no mezcles demasiados estampados diferentes pues es mejor repetir los mismos motivos para todos los elementos que se  introduzcan.

Aunque la idea principal es mezclar diferentes elementos para construir un ambiente original  debes mantener ciertos cuidados también en cuanto al material escogido. Intenta escoger muebles del mismo tono y no introduzcas demasiados materiales diferentes. Del mismo modo tampoco mezcles demasiados textiles diferentes. Si utilizas un material base asegúrate que los demás que introduzcas  se combinen bien con este. En este sentido el algodón es uno de los materiales que combinan mejor con cualquier otro elemento textil.