Te ofrecemos algunas alternativas que te van a encantar para poder contar con tu mesa adaptada al espacio del que dispongas.

Tipos de mesas para espacios pequeños

Vamos a comenzar con las mesas que ocupan menos espacio pero que están dentro de lo que se considera mesas clásicas y son válidas para usar varias personas. Permiten comer en familia.

  • Mesas plegables: Cuando se utilizan se pueden extender ocupando casi toda la cocina y cuándo no se usan se pliegan quedando una mesa de pequeño tamaño. Pueden llegar a triplicar el tamaño que tienen dobladas y en algunos casos parte de las sillas pueden guardarse en su interior.
  • Bancos de esquina: Se trata de los típicos conjuntos de bancos y mesa integrada que se colocan en una esquina de la cocina. Ocupan muy poco espacio para las plazas que proporcionan, aunque si comen más de tres personas generalmente hay que apretarse.

Mesas para dos personas

Algunas cocinas son tan pequeñas que por mucho que se acomoden, solo pueden albergar una mesa para dos. Perfectas para apartamentos de soltero o de parejas.

  • Encimeras deslizantes. Muy prácticas, se trata de encimeras de cocina que se deslizan ligeramente hacia adelante. De este modo dejan un ala lo suficientemente cómoda para que se pueda colocar dos taburetes de frente y acomodar las piernas para comer.
  • Mesas abatibles. Otra opción para la que se necesita un trozo de pared libre. En realidad se trata de poco más que un estante ancho con un sistema que permite cerrarlo contra la pared cuando no se usa y colocarlo en L cuándo se quiere comer.
  • Mesas integradas en un cajón de la cocina. Quizás la alternativa más original. En apariencia es el cajón superior de la encimera, pero al tirar de el vemos que se trata de un tablón suficientemente grueso para hacer de mesa. Generalmente es de un color y material similar a la encimera y solo hay que colocar un taburete a cada lado para disfrutar de una comida para dos en la cocina.
  • Muebles auxiliares con ala. Una opción muy clásica es recurrir a los típicos muebles verduleros que tienen un ala extensible. Cuando no se utiliza, esa ala se pliega y cubre el verdulero por todo su lateral. En algunos casos puede funcionar también como tabla de planchar convirtiéndose en un práctico mueble trifunción.

Incluso las cocinas más pequeñas pueden tener su mesa, aunque sea individual

  • Mesas triangulares de esquina: Hay en el mercado prácticas mesas en forma de triángulo, de muy pequeño tamaño y que se pueden colocar en una esquina. No ocupan casi ningún espacio y son suficientes para apoyar un plato o la taza del desayuno. Bajo las mismas puede guardarse el taburete.