Hay quienes optan por mentir en dicho documento, con la idea de que estas falacias le hagan más atractivo ante el empleador. Pero esta “técnica” tiene sus riesgos, por lo que hay que evaluar si vale la pena tomar esa decisión a la hora de buscar empleo.

Mentir en el currículo tiene diversas consecuencias, una de ellas es que si es descubierto no logre el trabajo, pero también podría crearse una mala reputación. Muchas veces los departamentos de recursos humanos hablan entre sí para compartir información y usted no querrá una mala reputación.

Ahora, si la mentira es descubierta luego de haber obtenido el empleo, puede ser demandando ante el Tribunal del Trabajo, para evitar el pago de indemnizaciones y lograr su despido inmediato.

Hay que tomar en consideración que la mayoría de la información que aparece en el currículum vitae es comprobable por el empleador, ya sea llamando a las empresas en las que trabajó con anterioridad e incluso a las instituciones educativas, para cerciorarse de la veracidad de su información. También, se puede verificar si se le solicita soportes físicos como cartas de trabajo, diplomas, entre otros.

Mentiras más frecuentes

Por desgracia, las mentiras en el currículum vitae resultan bastante habituales, de ahí que se pueda hablar de las mentiras más frecuentes, pues son muchos los que recurren a ellas para hacer su presentación más atractiva y mostrarse como un profesional más cualificado o preparado. Entre las mentiras más habituales en un CV se encuentran:

Experiencia laboral: las personas que mienten en este tópico suelen hacerlo añadiendo más experiencia de la que en realidad tienen, llegando a exagerar las funciones que tuvieron en sus trabajos anteriores. Si no tiene suficiente práctica, lo más recomendable es destacar en su currículum su formación académica, habilidades y destrezas; además, en la entrevista podrá explicar con más detalles sus bondades laborales.

  • Nivel de estudios: diplomados, masters o cursos que no se hicieron suelen aparecer en estos tipos de currículum. Mala idea. Es una de las aptitudes más fáciles de corroborar, tan sencillo como pedir ver la titulación oficial, algo que en algunas empresas podrían hacer.
  • Idiomas: hay personas que escriben en sus hojas de vida o currículums asegurando que manejan idiomas como el inglés en su nivel medio o avanzado, pero el empleador puede verificarlo en la fase de la entrevista realizando preguntas en dicho idioma. Esta es una de las mentiras más comunes.
  • Trabajos previos: en este tópico se suelen colocar nombres de empresas en las que nunca laboró. Cuidado, esto es verificable con solo una llamada o un correo electrónico.

Recomendaciones para evitar mentir

Para evitar mentir en el currículum vitae, elija bien qué tipo de estos le conviene, ya que los hay para resaltar su formación académica y profesional o experiencia previa o los tipo mixto.

No se desespere, sea honesto, esa es su mejor opción. Recuerde que con las nuevas tecnologías, los empleadores o departamentos de Recursos Humanos tienen la posibilidad de descubrir sus mentiras con facilidad.

Tenga confianza en sí mismo y en la información que tenga su currículum, puede que haya una empresa que esté buscando lo que usted ofrece.